lunes 23 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Buenos colegios

Cuando estamos muy próximos a finalizar el calendario lectivo del presente año, nos hemos encontrado con gratas noticias acerca del rendimiento académico de nuestros estudiantes, lo cual habla por sí solo del trabajo que se viene adelantando en el departamento y que estimula a quienes han aportado su cuota en la búsqueda de mejores reconocimientos.

No obstante la riqueza de nuestras ejecutorias y del importante papel que Santander ha desempeñado en pasajes importantes de la historia nacional, los años venideros auguran un papel protagónico para los santandereanos.  En este sentido podríamos decir que los mejores años para nuestra región están por llegar y todos debemos trabajar en la construcción de esa plataforma de bienvenida para que la época de la prosperidad que se vislumbra, sea de carácter duradero. En tales condiciones resulta de vital importancia la preparación del talento humano que ayudará a conducir los destinos de las principales decisiones, lo mismo que a encarar con todas las energías las mayores responsabilidades que les sean confiadas. La calidad del sistema educativo es un factor fundamental en la competitividad de un país, de una región, de una ciudad y de una empresa que se interese en vincular a los más capaces en la nómina de sus funcionarios.  Esa calidad se nota, aún más, cuando se hace extensiva a una mayor cantidad de alumnos, pues el beneficiario directo en el mediano plazo será la sociedad en su conjunto. Para lograrlo se precisa de una política educativa de carácter integral en la región; es decir, desde los primeros años, pasando por la educación básica primaria y secundaria, hasta culminar con la formación superior y todo esto, muy cerca de la actividad productiva o empresarial.

Observando los resultados encontramos que aquellos colegios mejor calificados tienen el ciclo completo y suponemos que  todos los estudiantes han sido sometidos a las pruebas, para mayor objetividad; sin centrarse solo en preparaciones específicas, lo cual no está mal, así como no le quita ningún mérito a los destacados lugares alcanzados y de lo cual nos hacen sentir muy orgullosos.

¿Cómo lograr que la pertinencia en la educación esté articulada con las necesidades empresariales y con los escenarios de grandeza que Santan-der necesita?  Sin descuidar la formación técnica se requiere continuar mejorando en bilingüismo, profundizar en valores ciudadanos, despertar el liderazgo como eje central de las ejecutorias co-lectivas más convenientes y buen entrenamiento para la realización de negocios que sean sostenibles en el largo plazo.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad