lunes 20 de julio de 2009 - 10:00 AM

Doctor Chanagá

Partió de este mundo, de manera temprana e intempestiva, el médico Pedro Chanagá Durán, quien dedicó buena parte de su vida a favorecer niños y jóvenes diferentes desde la Fundación, creada por su iniciativa, para atender y brindar un hogar cálido a esas personitas que sufren el rigor de las más diversas adversidades físicas y en muchos casos, el total abandono de sus progenitores.

Hacerlo con la dedicación que lo hacía, Pedro, requiere de condiciones muy especiales para compartir con quienes carecen de todo y necesitan de afecto sincero, como primera condición hacia la convivencia, en el proceso de pequeños logros físicos, síquicos y sociales que permitan vivir en comunidad y experimentar un proceso lento, pero sostenido, en el mejoramiento de su calidad de vida.

Fue un entusiasta de la actividad deportiva y a través de Furec y Corfusenior convocó a los amantes del fútbol a no retirarse de la práctica y hoy son muy populares los campeonatos de veteranos en diferentes barrios del área metropolitana. Siempre estuvo muy atento a prestar su colaboración con nuestro club deportivo, organizando la Copa Máster, que por la época decembrina y comienzos de año se realiza en la cancha El Bueno, en el sector de la Ciudadela, donde en cada versión se resalta la labor de una figura del fútbol santandereano.

Alternó el ejercicio profesional con el del servicio público en el área de la salud, donde desempeñó diversos cargos en el Seguro Social, y tuvo tiempo de prestar su valioso concurso a las administraciones de Floridablanca y su natal municipio de Santa Bárbara. Concebía su función de galeno al servicio de la medicina social y así ejerció con otros colegas suyos en diversos centros médicos, a los cuales estuvo vinculado.

Durante muchos años fue asociado de Comultrasan y se venía desempeñando como principal en el Consejo de Administración de la Cooperativa Financiera, siendo un permanente colaborador de las políticas institucionales, trazadas en la entidad. Tuve la fortuna de contar con su compañía en eventos cooperativos internacionales en Argentina, Canadá y Costa Rica, donde pudimos compartir enriquecedoras experiencias y variadas visiones de organizaciones sociales al servicio del ser humano.

Pedro fue mi condiscípulo por el año 1964 en el Salesiano y más tarde nos volvimos a encontrar como alumnos del colegio Santander, alternando el estudio con el trabajo, desde temprana edad. Con gran esfuerzo y motivado por su vinculación a la tradicional Clínica Bucaramanga, inició estudios superiores y se graduó como Médico de la UIS, habiéndose especializado más tarde en la U. de Antioquia. Nuestras condolencias a Soraya, su esposa, e hijos. Paz en su tumba. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad