lunes 23 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Temas de Asamblea

Cuando está a punto de concluir el primer trimestre del año y con él la realización de las asambleas empresariales, la mayor atención de las mismas estará centrada en las proyecciones, en lugar de detenerse sobre lo ejecutado en el año anterior.

Y no es para menos, son más las preocupaciones por el futuro de la economía, que la suerte corrida en el último ejercicio, que continuó siendo positivo. El panorama económico para los dos próximos años no es muy favorable y por lo tanto sus proyecciones merecen especial atención.

Es muy importante dedicar buena parte de la dirección empresarial, al análisis del entorno económico y de manera especial a los escenarios más probables en los dos años siguientes. A lo mejor tenemos que ajustar las proyecciones presupuestales, dados los pronósticos mas recientes del Fondo Monetario Internacional, que han tenido que modificar, a la baja, sus vaticinios en menos de dos meses, debido a las desalentadoras cifras de la producción mundial.

Para este año se prevén cifras negativas de crecimiento en Estados Unidos en el -2.6%, en Europa -3.2% y en Japón -5.8, atenuado con el crecimiento positivo esperado de los países emergentes del 1.5 al 2.5% y América Latina con indicador favorable entre el 1.5 y 2.5%, aunque inferior al último año.

Saber interpretar hacia donde marcha el sector en el cual se encuentra cada empresa es fundamental y en lugar de quedarnos esperando la magnitud del coletazo en nuestra economía, es mejor actuar a tiempo, tomando las medidas que permitan mantener a flote las operaciones y liquidar resultados positivos al final del ejercicio, así sean inferiores a los que nos estábamos acostumbrando.

¿Qué hacer con los excedentes que se llevan a la asamblea? Lo recomendable es la prudencia en el gasto, además, resulta muy conveniente el fortalecimiento patrimonial y la depuración del balance mediante provisiones suficientes, en cartera y en inversiones riesgosas. Los planes de expansión serán sometidos a riguroso análisis para que solo se pongan en funcionamiento los que requieren menor tiempo de maduración.

Todas las empresas van a ser sometidas, en el mercado real, a rigurosas pruebas y su capacidad para adaptarse a las nuevas circunstancias, dependerá, en buena medida, de las inversiones que haya hecho en sus funcionarios. Quienes hayan invertido más en el desarrollo del talento humano, tendrán menos dificultades y sabrán interpretar las decisiones y ejecutar oportunamente las tareas orientadas desde la alta dirección de las organizaciones

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad