lunes 02 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Vendida la ESSA

Desde hace muchos años, para ser más descriptivos, desde las últimas décadas del siglo pasado, el gobierno nacional quería vender su participación accionaria en la Electrificadora de Santander, de la cual poseía el 81.97%. Distintas razones aducían para venderla: desde las meramente políticas, pasando por consideraciones económicas, hasta aquella falsa creencia, según la cual, no podemos administrar el crecimiento de las empresas.

Este gobierno departamental se encontró con un proceso en marcha, que se encaminaba a la negociación, mediante el mecanismo de la subasta. Es más, la Asamblea de Santander ya había autorizado la venta de su participación (14.37%) a la anterior administración. Es muy posible que el valor en subasta hubiese superado los seiscientos mil millones de pesos. ¿Cuándo? Los escenarios de tiempo, en lo público, se dilatan más de lo previsto y difícilmente el gobierno nacional hubiese contado con el tiempo necesario para adelantar la operación, en el actual mandato.

Los santandereanos debemos observar los beneficios de la negociación, teniendo en cuenta la realidad de las finanzas departamentales, bastante maltrechas y en cuyo reordenamiento se están haciendo grandes esfuerzos y ponderados análisis para alcanzar un buen y adecuado manejo, que le permita volver a ubicarse en la categoría que Santander se merece. El señor gobernador logró, sin un solo peso y haciendo uso de su capital político, que el gobierno nacional reiniciara el proceso de enajenación, directamente dentro del sector público. Eso hizo factible, después de muchas deliberaciones, acordar una fórmula con las Empresas Públicas de Medellín, para hacerse al paquete de acciones ofrecido por la Nación.

El departamento pasó del 14,37% al 22.567% y si la empresa vale más, pues Santander valorizó sus acciones e incrementó su participación con la cédula, como decían los abuelos, haciendo valer su posición negociadora. Tendrá escaño en la junta directiva y recibirá dividendos en proporción al nuevo porcentaje, con los cuales podrá adelantar programas y obras importantes para la región. Ahora nos corresponde vigilar que los recursos obtenidos por la nación y que sobrepasan los quinientos cincuenta mil millones de pesos, por la venta de las Electrificadoras de Santander y Norte, sean invertidos en la carretera Bucaramanga – Cúcuta, que es una prioridad de la región y del país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad