sábado 04 de enero de 2020 - 12:00 AM

A comer semillas

Integrar semillas en la dieta diaria, solas o con otros alimentos, no engordan y dan al cuerpo gran capacidad antioxidante previniendo el cáncer y enfermedades...
Escuchar este artículo

La semilla es un cuerpo integrante del fruto de un árbol; contiene un embrión que dará origen a otra planta; es rica en nutrientes, vitaminas y minerales envueltos en una cubierta protectora. Al comerse, los ingredientes de las diversas semillas le dan al cuerpo funcionamiento y rendimiento excelentes. Integrar semillas a la dieta diaria equilibra en forma integral el organismo.

La semilla más consumida en el mundo es el arroz silvestre o salvaje. Es más rico en proteínas que otros granos integrales y contiene 30 veces más antioxidantes que el arroz blanco. Rico en fibra, ácido fólico, fósforo, manganeso, vitamina B6 y niacina.

Después del arroz salvaje, las semillas de calabaza son un excelente refrigerio; ¼ de taza dan 16% de las necesidades diarias de hierro en el cuerpo y 5 gramos de fibra.

Las semillas de calabaza contienen proteínas y omega-3, zinc y magnesio. Recién asadas son ingrediente para combinar con avena, en batidos, granola, ensaladas entre otras.

Aunque en la actualidad no es tan abundante en Colombia, las semillas de granada son uno de los antioxidantes más poderosos en la naturaleza y gran preventivo de enfermedades de corazón; ¼ de taza proporciona el 40% de los requerimientos diarios de vitamina C.

Otra semilla maravillosa es la linaza: dos cucharaditas contienen 6 gramos de fibra y un gramo de proteína. Rica en ácido alfa-linolénico, protege también la salud cardiovascular. Al ser rica en lignanos es poderoso anticancerígeno. Molida puede ser sustituto del huevo.

Como olvidar las semillas de girasol, ricas en grasas saludables, selenio, cobre y magnesio y la fuente más rica de vitamina E. El sésamo con 20% de proteína y mucha fibra. Rico en triptófano y metionina e ingrediente del hummus. Las semillas de sésamo son buen sustituto de las nueces.

Finalmente, cada días más de moda, las semillas de chía y quinoa, ricas en proteína y fibra, excelentes antioxidantes y con niveles adecuados de vitamina E.

Integrar semillas en la dieta diaria, solas o con otros alimentos, no engordan y dan al cuerpo gran capacidad antioxidante previniendo el cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad