sábado 18 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Aceite de oliva

Consumirlo diariamente en ensaladas y arroces (dieta mediterránea) previene la aparición de síndrome metabólico disminuyendo la presión arterial en pacientes hipertensos.
Escuchar este artículo

Cada día los amigos y lectores se preocupan más por los alimentos que consumimos y al correo, me llegan solicitudes de publicación de columnas con temas específicos. Uno de los que genera inquietud es el relacionado con el aceite de oliva, ya tratado en el pasado.

Existen tres tipos o grados de aceite de oliva: el extravirgen, virgen y el refinado o ligero. Los grados los da la cantidad de procesamiento que reciben antes de ser embotellado y distribuido. El refinado es el más procesado y de “menos calidad”.

El aceite de oliva se obtiene al moler o presionar aceitunas enteras y recolectar el aceite que se filtra. Recordemos que la aceituna es uno de los principales alimentos que integran la dieta mediterránea. El aceite de oliva extra virgen (VOO) se obtiene únicamente a través de medios físicos por prensado directo mecánico y no recibe ningún tratamiento químico antes de embotellarlo. Otros métodos de extracción es el empleado en los aceites cosechados en California (por medio de disolventes químicos) por lo cual no son considerados VOO.

Desde el año 2004 la FDA (Federal Drug Administration) reconoció que la ingesta de dos cucharadas diarias (23 gramos) de VOO disminuye el riesgo de padecer enfermedad coronaria. Estas características las da por tener niveles elevados de MUFAs (ácidos grasos monoinsaturados) y bajos niveles de ácidos grasos saturados. Además, tiene concentraciones elevadas de fitoquímicos, poderosos antioxidantes.

El aceite de oliva se puede utilizar en todo tipo de platos. Puede cocinar con él, rociarlo sobre pan, pasta o ensaladas. Consumirlo diariamente en ensaladas y arroces (dieta mediterránea) previene la aparición de síndrome metabólico disminuyendo la presión arterial en pacientes hipertensos. En forma similar al tomate, tomar VOO aumenta en forma importante la resistencia física al captar el cuerpo más oxígeno.

Los polifenoles del VOO por su efecto en los vasos sanguíneos cerebrales previene la arterioesclerosis y la aparición de enfermedades neurodegenerativas; además protege contra la pérdida de memoria aumentando las habilidades de aprendizaje. Estudios recientes demuestran la utilidad en prevenir la aparición de enfermedad de Alzheimer y el Parkinson.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad