sábado 23 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Antioxidantes

La vita-mina C está presente en los vegetales verdes, toma-tes y cítricos. Recuerde que cocinar los alimentos en exceso la destruye.
Escuchar este artículo

La oxidación es una reacción normal en los organismos vivos. Es esencial en la comunicación entre las células y en todas las respuestas de defensa. El metabolismo del oxígeno produce unas sustancias denominadas especies reactivas de oxígeno (ROS). El problema se da al presentarse en las mitocondrias (batería de la célula), un desequilibrio entre la producción, acúmulo y eliminación de las ROS, llevando al cuerpo a presentar estrés oxidativo, culpable de la mayoría de enfermedades que sufrimos. El cuerpo produce las ROS cuando comemos, recibimos sol en exceso, inhalamos contaminantes como los que produce la minería a gran escala, nos estresamos o ingerimos alcohol en exceso. Para controlar la oxidación y producción de ROS formamos sustancias denominadas antioxidantes; sin embargo, la fuente principal son los alimentos de origen vegetal. En columnas anteriores hemos hablado de los principales antioxidantes como las vitaminas C y E, el betacaroteno de por ejemplo las zanahorias, los fitoquímicos o polifenoles presentes en las cáscaras de frutas y verduras y los minerales ahora de moda como el selenio, magnesio y manganeso. Los antioxidantes detienen los radicales antes de que se formen o los descomponen tornándolos inofensivos. Por esto, comer sano previene enfermedades.

La vitamina E la encontramos en los granos integrales (no en los procesados), aceites vegetales como el de oliva, coco y girasol, nueces, almendras, pistachos y en la mayoría de vegetales de hojas verdes. La vitamina C está presente en los vegetales verdes, tomates y cítricos. Recuerde que cocinar los alimentos en exceso la destruye. Los beta carótenos están presentes en todas las frutas y verduras de color amarillo, rojo, naranja y verde.

El licopeno es un carotenoide que previene la aparición del cáncer de próstata, pulmón, útero; está presente en el tomate común y en el procesado y se absorbe mejor si le añadimos aceite de oliva. El selenio protege igual que el tomate; se encuentra en los granos, cebolla, ajo, mariscos, huevo y carne.

Los flavonoides se encuentran en el café, té verde, uvas, vino, chocolate, mora y fresa.

Pensemos en la alimentación equilibrada de nuestros abuelos; no conocían lo procesado.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad