sábado 18 de enero de 2020 - 12:00 AM

Comer de noche

Somos conscientes que el tipo de vida que estamos llevando, muchas veces impide el preparar un alimento saludable, pero existen diversos, que protegen al cuerpo de la oxidación...
Escuchar este artículo

En Colombia, hasta hace pocos años, la comida de noche era una reunión familiar, donde compartíamos las vivencias del día, tomábamos alimentos comunes naturales hechos en casa, se reposaba antes de irnos a dormir, conversando, leyendo un libro, viendo la poca televisión existente. Muchas familias siguen manteniendo esta tradición esencial para un buen sueño, preventivo del Alzheimer.

Hoy comer de noche se ha convertido en algo rápido, pasajero, lleno de comida chatarra, “para salir del paso”; se consumen diariamente, alimentos llenos de preservativos, acompañados de bebidas azucaradas cuya publicidad engañosa en redes las promociona como saludables. Hoy se escriben más mentiras sobre alimentación, que las que a diario algunos políticos y ciertas emisoras y periódicos capitalinos, publican buscando desestabilizar el país.

Consumir una comida rápida de vez en cuando y en horario temprano (7 a 9 p.m.) no produce mayor inflamación desde que la acompañemos de alimentos antioxidantes.

Somos conscientes que el tipo de vida que estamos llevando, muchas veces impide el preparar un alimento saludable, pero existen diversos, que protegen al cuerpo de la oxidación, uno de los factores causal del Alzheimer temprano.

Un buen emparedado con pan integral relleno de cordero o pavo, mantequilla de maní o almendras con cebolla y tomate, es una buena elección. Las almendras y nueces liberan serotonina, un relajante sensacional. Unas galletas integrales con quesos blandos son otra opción que libera un aminoácido llamado triptófano que produce sueño. Aunque les parezca extraño, la crispeta sin mantequilla es un buen acompañante. Si le hace falta el dulce, una mezcla de plátano y nueces o una barra de granola con fibra es otra idea buena. Una avena casera, no Quaker, puede comerse de noche y libera melatonina. Un yogur griego recubierto de fresas o cerezas es un postre nocturno que hace que tu cuerpo produzca melatonina, inductora del sueño.

Evitemos la pizza recalentada, salchichas llenas de salsas, bebidas azucaradas de todo tipo, té de botella, cereales procesados como las zucaritas, helados químicos, galletas tipo oreo, papas fritas, burritos y platos similares con fríjoles. De noche son veneno que llega directo al cerebro.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad