sábado 09 de abril de 2022 - 12:00 AM

Comida italiana

La dieta mediterránea no sigue recetas estrictas sino utiliza muchas verduras, frutas, leguminosas, frutos secos, semillas, granos sin refinar, pastas y aceite de oliva. Consumen bastante pescado y disminuyen las carnes, embutidos y lácteos enteros.

En muchas ocasiones nos han consultado sobre si la comida italiana hace parte de la dieta de estilo mediterráneo, asociada a una reducción significativa de padecer enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Tenemos que mencionar que la dieta mediterránea no sigue recetas estrictas sino utiliza muchas verduras, frutas, leguminosas, frutos secos, semillas, granos sin refinar, pastas y aceite de oliva. Consumen bastante pescado y disminuyen las carnes, embutidos y lácteos enteros.

La pizza es el plato italiano más reconocido en el mundo, saludable si se prepara en pasta delgada sin añadirle grandes cantidades de salchichas, carnes procesadas y quesos, tornándola una “bomba” de calorías, con grasa suficiente para obstruir sus arterias en el tiempo y bastantes carbohidratos, para elevar el azúcar en sangre. La pizza que integra la dieta mediterránea es de corteza delgada, preparándola en muchas ocasiones con harina de trigo integral, bastantes verduras y salsa de tomate sin azúcar añadida. Las carnes magras que incorporan son de res, pollo y cordero.

Las pastas rellenas, en su mayoría, utilizan diversas variedades de quesos ricos en grasas; si quiere satisfacer caprichos, pídalas rellenas en queso ricotta bajo en grasa para el relleno principal y la mozzarella y el parmesano. Ojalá, las acompañe con abundante porción de ensalada verde, agua y no panes de harina refinada. Curiosamente en el país de las pastas el pimentón relleno con arroz integral, tomate y carnes magras es un plato importante en muchas regiones, bajo en carbohidratos y grasas.

Los espaguetis, solos, con salsas o acompañando carnes. La salsa añadida es lo fundamental, pero la carbonara preparada con 4 yemas de huevo, taza de queso, aceite vegetal no de oliva, media libra de tocineta e incluso crema de leche es un plato delicioso pero otra “bomba” para el cuerpo.

El risotto es la forma tradicional de comer arroz en Italia pero el preparado a la parmesana, no integra una dieta mediterránea por la cantidad de aceite, mantequilla animal y queso parmesano utilizado en la receta.

Lo importante de la comida sana no es el origen, sino la forma de prepararla y los “añadidos” utilizados.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad