sábado 25 de junio de 2022 - 12:00 AM

Contaminación en la cocina

La piel absorbe todo tipo de sustancia química y humos. Muchos productos de maquillaje de mujer están fabricados con sustancias tóxicas, especialmente metales pesados como el berilio, plomo, talio, cadmio y arsénico

La contaminación ambiental es la causa principal de toda clase de enfermedades. Cuando hablamos de polución no solo mencionamos las sustancias liberadas en la minería a gran escala, la combustión de la gasolina, diésel y el carbón sino también la contaminación en el interior de las viviendas, causal de la epidemia de enfermedades respiratorias.

Un sitio de la vivienda que acumula muchas sustancias tóxicas es la cocina. La mayoría de estas sustancias nos causan diversas enfermedades especialmente en el sistema nervioso. Empecemos por los endulzantes artificiales como el aspartame y la sucralosa causales de la diabetes tipo 2, Alzheimer, derrame cerebral, infarto de corazón. Los contenedores y recipientes de alimentos de plástico ricos en ftalatos y bisfenoles ya analizados en columna anterior, productores de grandes alteraciones en las emociones, estados de ánimo, ira, amargura y trastornos en desarrollo sexual y de la reproducción; además disminuyen la inteligencia en los niños y producen diversos cánceres. Ya es hora de volver al vidrio pero manipulándolo con cuidado.

Para cocinar tenemos que volver a utilizar recipientes de cerámica y vidrio. Evitemos sartenes con antiadherente fabricado del ácido perfluorooctanoico (PFOA) causal de diversos cánceres. El problema del PFOA es que al calentarse libera fluoruros que vaporizado en el aire mata incluso los pájaros fuera del daño a los miembros de la familia.

Ya hemos hablado también de los desodorantes y ambientadores con 2,5-diclorofenol causales de pubertad precoz y algunos cánceres. Si su cocina huele desagradable trate el problema y no use aromatizantes. Los aceites esenciales son ideales para manejar estos malos olores.

El exceso de jabones antibacteriales y detergentes es malo a largo plazo. Recuerden que el triclosán es malo para los niños y causal de alergias, lesión tiroidea, aumento de peso e inflamación crónica.

La piel absorbe todo tipo de sustancia química y humos. Muchos productos de maquillaje de mujer están fabricados con sustancias tóxicas, especialmente metales pesados como el berilio, plomo, talio, cadmio y arsénico, altamente neurodegenerativos y cancerígenos.

De nosotros depende estar sanos. Todos los días incluimos en nuestras vidas productos que nos enfermen gravemente.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad