sábado 14 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

El colesterol, otro mito

es urgente cambiar el tratamiento para el colesterol y más cuando los medicamentos más usados, las estatinas, tienen efectos secundarios graves como producir diabetes tipo 2.
Escuchar este artículo

El colesterol es una de las grasas que circula a través de la sangre. Al estar presente en todas las células y vasos sanguíneos, es esencial en el funcionamiento del cuerpo, interviniendo en la producción de hormonas y metabolismo de la vitamina D. El 75% del colesterol total se produce en el hígado y el 25% restante lo comemos diariamente. 25% del colesterol total está en el cerebro. Se conocen dos clases; “el malo” o LDL (colesterol de baja densidad) y el “bueno” o HDL (colesterol de alta densidad). Es importante mantener “el bueno” en cifras normales o elevadas y esto protege contra enfermedades cerebrocardiovasculares; además, hay que tener “el malo” en cifras bajas.

El mito actual es que el colesterol total elevado “mata la gente”. Los estudios actuales han encontrado una relación inversa entre “morirse por todas las causas” y los niveles de colesterol total; es decir, la mortalidad es más elevada cuando los niveles de colesterol total están bajos. Por esto es urgente cambiar el tratamiento para el colesterol y más cuando los medicamentos más usados, las estatinas, tienen efectos secundarios graves como producir diabetes tipo 2.

La paradoja actual es que la inflamación es la causal de la enfermedad cardiaca y no el tener cifras de colesterol elevado. Incluso: sin importar la edad, las personas con colesterol elevado viven más tiempo; más asombroso encontrar que se muere más la gente con menores cifras de colesterol total.

Y si queremos confundirnos más con esta información, los estudios actuales han demostrado que el colesterol previene las infecciones y ateroesclerosis; protege contra el cáncer; los pacientes psiquiátricos más violentos así como los suicidas ( se volvieron epidemia) tienen cifras de colesterol bajas.

Uno de los mejores negocios del mundo es el uso de medicamentos como las estatinas para disminuir el colesterol. Muy grave que las revisiones científicas que respaldan el uso de estatinas se basan en estadísticas falsas, exclusión de los ensayos que demuestran que no tienen utilidad y no mencionan estudios que demuestran graves efectos secundarios. Después de leer esto, deben nuevamente consultar a su médico.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad