sábado 21 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Feliz Navidad

En Navidad todo es diferente; es momento de perdonar, recordar que somos luz y espíritu, compartir una sonrisa, palabras de aliento y demostrar amor
Escuchar este artículo

Afortunadamente para el 99% de los colombianos llegó la Navidad. Una minoría no disfrutará estas hermosas fiestas al respirar odio y amargura. Lo grave es que sus hijos heredan estos mismos sentimientos que los afectará durante su existencia. La Navidad no debería ser un acontecimiento momentáneo, sino una parte del hogar y espiritualidad que llevamos en el corazón todo el año.

El sueño de todo niño es armar el árbol de Navidad y pesebre. La tradición del árbol, de origen alemán, nace en el siglo VI y la difundieron sacerdotes Celtas. La creencia la origina el pensar que un árbol gigantesco sostenía el mundo y en las ramas se encontraban el sol, la luz y las estrellas. Para imitar las estrellas, se empiezan a iluminar. Los árboles en la región no perdían su follaje por esto lo consideraban símbolo de vida y milagros.

La Navidad es fecha de recuerdos de los ausentes, las ilusiones de la infancia, las alegrías de la juventud, los sueños llenos de magia a realizar, nuevas realizaciones y la búsqueda del retorno al hogar. Es fecha de no dejarnos contaminar y destruir el futuro de sus hijos y nietos.

En Navidad todo es diferente; es momento de perdonar, recordar que somos luz y espíritu, compartir una sonrisa, palabras de aliento y demostrar amor a alguien cercano para alcanzar el estado de paz en nuestro interior, logrando una vida maravillosa, enseñando a otros a vivir.

Quiero desearles a todos feliz Navidad; ya escogí el regalo que espero y es seguir contando con su cariño y amistad. Les deseo paz en la mente, en el corazón y paz en el alma. No perdamos la sonrisa. No permitamos que el periodismo capitalino, maquiavélico y perverso nos llene de dolor, odio y amargura; si quieren manipularnos, no permitamos que dirijan nuestros sentimientos.

No pensemos en nosotros, pensemos en nuestros descendientes y su futuro sin violencia.

Feliz Navidad y mucha felicidad. Finalmente, a partir de esta Navidad recordemos que la vida irá hacia adelante cuando nos apartemos de las personas que quieren llevarnos hacia atrás. Ya son poquitas.

.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad