sábado 03 de julio de 2021 - 12:00 AM

Frutas y enfermedad

Las bacterias probióticas gracias a la fibra frutal, liberan gran cantidad de sustancias antiinflamatorias que incluso, parecen disminuir la unión de los virus a los receptores celulares como el famoso ACE2.
Escuchar este artículo

No nos cansamos de repetir lo mismo: Internet y las redes sociales han beneficiado a la humanidad pero son las causas de grandes mentiras y desinformación que pueden acabar a los mismos seres humanos. Esto lo vemos en la actualidad con las noticias sobre la pandemia y la manipulación de todo tipo de información falsa sin que el lector u oyente verifiquen si son reales. Esa responsabilidad deben tenerla los columnistas y ahora los “influencer” y personas que manejen información. La desinformación es causal de gran cantidad de trastornos mentales y emocionales.

El COVID19 es una infección de la cuál, el personal de salud, aprende todos los días cosas nuevas. No voy a hablar de temas como las vacunas, o la asistencia al colegio de los niños, o de las pruebas que casi en un 30% de los casos, marcan positivo en niños sin tener enfermedad. Evidente es que el equilibrio de la flora probiótica intestinal con adecuada respuesta de defensa, puede prevenir o impedir que el COVID se agrave. Ahí interviene que comamos sano y realicemos ejercicio. Llevamos años repitiendo lo mismo pero muchas personas no quieren escucharlo. Ahora hay personas descalificando la ingesta de frutas porque tienen azúcar. Las frutas al igual que las verduras debemos consumirlas a diario. Siempre consumirlas con cáscara (las que se pueden) y si queremos licuarlas, dejarles el afrecho: El afrecho equilibra la absorción del azúcar pudiendo ser consumidas por diabéticos. Las bacterias probióticas gracias a la fibra frutal, liberan gran cantidad de sustancias antiinflamatorias que incluso, parecen disminuir la unión de los virus a los receptores celulares como el famoso ACE2.

Las frutas con menos cantidad de azúcar y más antioxidantes son la patilla, diferentes variedades de melón, mora, fresa, frambuesa, durazno, melocotón, aguacate, piña, uva, cereza, pera y algunas variedades de mango. Algunas frutas enlatadas que vengan conservadas en agua, pueden comerse pero la cantidad de fibra dietaria es casi nula.

Por favor, a pesar de las vacunas, no podemos en ningún momento, “bajar la guardia”. No aglomeraciones, no multitudes, no reuniones en sitios cerrados, tapabocas, lavado manos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad