sábado 02 de abril de 2022 - 12:00 AM

Glutatión y Acetil Cisteína

Consumir glutatión y acetil cisteína ayuda a equilibrar la oxidación del cuerpo regulando muchas reacciones “dañinas”, pero comer alimentos ricos en azufre, desde la niñez, previene cientos de enfermedades.

Los alimentos crucíferos cómo el brócoli, col, coliflor, repollo verde y col de Bruselas, son considerados el mejor nutriente existente. El brócoli es conocido como “la joya de la corona de la nutrición”. Estas verduras son los mejores quemopreventivos conocidos en la naturaleza; es decir, su consumo previene la aparición de enfermedades al contener unas sustancias denominadas glucosinolatos, ricos en azufre.

El azufre es el tercer mineral más abundante en el cuerpo. Las sustancias y aminoácidos ricos en azufre, tienen gran actividad anticancerosa y antiinflamatoria y son antioxidantes al reducir el estrés oxidativo, regular enzimas y controlar la muerte celular programada (apoptosis) de todas las células del cuerpo. La mayoría de enfermedades neurodegenerativas se presentan al alterarse la apoptosis. Comer estas verduras previenen el Alzheimer. El cuerpo funciona a través de reacciones oxidativas que producen radicales libres, sustancias que en exceso son dañinas en todo el cuerpo. El cuerpo contrarresta los radicales tóxicos produciendo diferentes sustancias antioxidantes incluyendo el denominado “antioxidante maestro” que es el glutatión, presente en cada una de las células. El glutatión es intracelular y maximiza el funcionamiento de otros antioxidantes como las vitaminas C y E, la coenzima Q10 y el ácido alfa lipoico. Además, elimina toxinas del cuerpo, nos protege de la radiación y los contaminantes ambientales y aumenta los niveles de vitamina D.

La acetil cisteína es un precursor en la formación de glutatión. Es gran preventivo y gran antídoto en la toxicidad del hígado producido por el acetominofén. Se cree que el daño hepático lo produce la carencia del glutatión. La acetil cisteína es un gran neuroprotector siendo ampliamente utilizado en la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer al aumentar el glutatión en un área cerebral llamada sustancia negra. La carencia o disminución de glutatión altera la absorción de la vitamina B12 dañando la producción de muchas enzimas y sustancias como la creatina, carnitina, coenzima Q10, melatonina y otras.

Consumir glutatión y acetil cisteína ayuda a equilibrar la oxidación del cuerpo regulando muchas reacciones “dañinas”, pero comer alimentos ricos en azufre, desde la niñez, previene cientos de enfermedades.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad