sábado 02 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Mitos en salud

La mayoría de virus y bacterias en estos utensilios mueren al estar en contacto con ellos. En cambio, en nuestras manos se mantienen vivos transmitiendo todo tipo de enfermedad.
Escuchar este artículo

Investigar sobre mitos es sensacional, permitiendo aclarar a los amigos, muchas dudas. Empecemos con la necesidad de beber mínimo 8 vasos de agua al día para tener buena salud; no está confirmado pues cada persona necesita ingresos de agua diferentes, donde influye el clima donde se vive, la temperatura, humedad, actividad física y muchas variables más; lo saludable es consumir alimentos con agua pura.

Hace años hablamos sobre el consumo de huevo donde está documentado que comerlo diariamente no afecta el corazón ni sube el colesterol; al revés, previene también lesiones cerebrales.

En 1990 un correo electrónico asustó a las mujeres al afirmar que usar desodorante era la causa del cáncer de seno. Esta noticia falsa ha sido desmentida por la Asociación de cáncer Americano. Tiempo después otra noticia falsa afirma que usar desodorante es causa de la enfermedad de Alzheimer. El mito nace por los hallazgos de aluminio en el cerebro de pacientes con Alzheimer, secundarios a la misma enfermedad.

Las lluvias frecuentes de esta época hace que nuestras abuelas, prevengan sobre salir a la calle o no secarse el pelo, como causas de la aparición de gripas y resfriados. Los virus respiratorios no se transmiten en espacios abiertos; al encerrarnos, sí hay mayor contagio y transmisión de enfermedades respiratorias.

En este tiempo de gripas, los padres consultan porque el moco se torna verdoso y el niño necesita antibiótico. Recordemos que las gripas son producidas por virus que se curan solos en el transcurso de los días. El cambio de color del moco hace parte de la evolución normal de la mayoría de gripas y no necesitan antibióticos. El uso inadecuado de antibióticos, empeora las enfermedades.

Para finalizar, el bacinete del inodoro, no transmite ninguna enfermedad y menos las denominadas de transmisión sexual. La mayoría de virus y bacterias en estos utensilios mueren al estar en contacto con ellos. En cambio, en nuestras manos se mantienen vivos transmitiendo todo tipo de enfermedad. Pero, ¿saben cual es el objeto de uso humano que más transmite enfermedades? El teléfono celular y no es un mito.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad