sábado 04 de abril de 2020 - 12:00 AM

Nutrición en niños

Por la salud de nuestros hijos, es tiempo que los colegios integren una cátedra de nutrición y dietética haciendo participes a los padres.
Escuchar este artículo

Si no cambiamos, el mundo nos cambiará. Cuánto le estará pagando la minera apocalíptica a unos periódicos capitalinos, para que le publiquen una página pseudocientífica, llena de mentiras y datos falsos. Definitivamente no tengo palabras para describir la personalidad de algunos individuos, al utilizar cientos de noticias falsas para convencer a personas inocentes e ingenuas; así, poder destruir el páramo y la vida en media Colombia. Destruir el páramo es muerte y desaparición de nuestra raza, tierra, medio ambiente y generaciones futuras.

Si con razón estamos muertos del miedo con el coronavirus, tengamos pánico ante la mayor presencia de arsénico en el aire y agua y otros contaminantes tóxicos que produce la minería de oro en gran escala. No creamos en falacias; todo es solo engaño.

Aprovechemos este tiempo de confinamiento voluntario para pensar en cambios que favorezcan la vida de todos nosotros. La contaminación ambiental contribuye a la mayor severidad de síntomas que produce el virus. Aprovechemos para peatonalizar y arborizar el área metropolitana. La vegetación ayuda a controlar estas pandemias. La vida debe seguir y debemos continuar con nuestras funciones, pensando mucho en los niños y nietos que aún no han nacido.

Por favor, protejamos el agua y evitemos el arsénico; su presencia en el ambiente es peor que tener cinco coronavirus más. Por otro lado, tenemos cientos de enfermedades graves fáciles de evitar y controlar. Es triste ver gran cantidad de niños con hígado graso, diabetes, quistes en ovario y senos y enfermedades del sistema nervioso que eran exclusivas en personas mayores. Existe relación entre la dieta que tenemos y la aparición de estas enfermedades. Hace 5 años proponíamos la cátedra de medio ambiente en los colegios en Colombia. Hoy proponemos que aprovechemos este tiempo de confinamiento y aprendamos a comer y cocinar bien, platos elementales, sanos y económicos. Por la salud de nuestros hijos, es tiempo que los colegios integren una cátedra de nutrición y dietética haciendo participes a los padres. La comida desde antes de nacer, previene y cura enfermedades. Es hora de cambiar o el mundo nos seguirá cambiando.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad