sábado 09 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Premio Nobel de medicina

Julius descubrió por qué el ají, gracias a la capsaicina, produce ardor, y con Patapoutian en forma independiente, descubrieron los genes que activan estos receptores en el cuerpo
Escuchar este artículo

Estas noticias en Colombia pasan desapercibidas al estar la gente más preocupada por el escote de la chilindrina, pero en Europa han sido ampliamente discutidas, al ser escogidos los Drs David Julius y Ardem Patapoutian, ganadores del premio Nobel de Medicina 2021. Los seleccionados se impusieron a los favoritos Drs Katalin Karico y Drew Weissman, pioneros de las vacunas ARN. La discusión se centra en ¿cuál es el mérito de los seleccionados? Ellos descubrieron los receptores de la temperatura y el tacto en el cuerpo humano y han explicado cómo el calor, frío y tacto, pueden iniciar señales en nuestro sistema nervioso, a través de canales iónicos importantes, en condiciones de salud y durante diversas enfermedades. Sus descubrimientos han sido esenciales en el desarrollo de diversos tratamientos de pacientes con dolor crónico de diversas causas. Julius descubrió por qué el ají (chile), gracias a la capsaicina, produce ardor, y con Patapoutian en forma independiente, descubrieron los genes que activan estos receptores en el cuerpo. Ese es su gran mérito para ser seleccionados premio Nobel 2021. Podemos imaginarnos ¿qué sería vivir sin tacto y no sentir una quemadura?

ELIANA ORDÓÑEZ CALLAMAND

En estos días un dolor intenso nos acompaña por el fallecimiento de Eliana Ordoñez, de origen sangileño, prima querida, muy joven, mujer exitosa y triunfadora fuera de ser una gran médica especialista en Medicina Interna de la Universidad Nacional, donde fue admitida sin examen, por tener el máximo puntaje durante la carrera de la promoción 2014. Eliana era ya la cuarta generación de médicos de la familia Gómez Riveros, de origen Zapatoca Sangileño. El trabajo en cuidado intensivo implica mucho dolor y tristeza en forma permanente, no siendo entendido por las familias y menos por la gente del común que no asume sus responsabilidades hacia los demás. Nadie quiere comprender lo que sentimos como personal de salud. Dos años seguidos iba a completar dedicada a atender de manera exitosa, las 24 horas del día, pacientes COVID en diferentes unidades de cuidado intensivo de Bogotá. Nos duele mucho tu absurda y entendible temprana partida. Por fin estás descansando.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad