sábado 27 de junio de 2020 - 12:00 AM

Regreso a las aulas

Pretender que un niño pequeño, no comparta objetos, cubiertos de comida, no se abrace con otros, no juegue en grupos es un imposible y no entenderá la prohibición
Escuchar este artículo

Hay hechos y situaciones donde es preferible no opinar y si se hace, se puede estar expuesto a recibir críticas o elogios con o sin fundamento. Un tema donde he preferido leer, escuchar, reflexionar y opinar cosas puntuales, es todo lo relacionado con la pandemia que estamos viviendo y creo puede pasar tiempo, antes de solucionarse.

Pero una consulta diaria frecuente en los consultorios es si los niños deben volver a clases y cuándo. He recibido padres y directivos de colegio solicitando asesoría y consejos sobre el tema. Publico algunas ideas, con el fin de aportar soluciones a un problema que puede tardar meses en acabarse dependiendo del aporte de cada uno de nosotros. Puede ser que estos conceptos no sean aceptados por muchos y es razonable. Lo primero es retirar los colegios de avenidas llenas de carros como lo dice el Ministerio de Salud y deben ser abiertos con gran circulación de aire limpio. Ójalá todos tengan áreas verdes o espacios grandes donde los niños puedan salir a descansar sin hacinamiento. Debemos aprovechar la virtualidad para implementar una educación “híbrida” o mixta, es decir presencial y virtual. Pretender tener en una institución 600 a 800 niños al mismo tiempo y sin tener suficiente espacio es utópico. Como le refería a un directivo, los colegios privados deben aceptar obtener menos ganancias; se deben contratar más profesores y dividir los niños en 3 a 4 jornadas con el componente virtual bien diseñado y no improvisado como ha tocado hacerlo hasta el momento. Esto permitirá disminuir la cantidad de niños por salón, menos hacinamiento y exposición y mejor manera de controlar la posibilidad de contagio. Pretender que un niño pequeño, no comparta objetos, cubiertos de comida, no se abrace con otros, no juegue en grupos es un imposible y no entenderá la prohibición de hacerlo. Dividirlos en grupos pequeños con su profesor asesor sí se puede y el riesgo de contagio se suprime. Al implementar educación mixta, los niños disfrutarán más este cambio de vida obligatorio que tenemos que aceptar. Hay que pensar en la nueva educación.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad