sábado 15 de junio de 2019 - 12:00 AM

Síndrome alcohólico fetal

El niño está primero que todo en el universo. Es un principio fundamental no negociable por nada ni nadie. ¿Quién asesora a la Corte Constitucional? ¿Una pitonisa?

Desconozco quién asesora en la actualidad a la Corte Constitucional en temas relacionados con salud. La última sentencia sobre consumo de alcohol y drogas en parques no tiene sentido ni lógica. En otros países como Canadá, el consumo de alcohol y alucinógenos es prohibido en áreas públicas; la Colombia de los jueces, dizque progresistas, modifican recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir adicciones. Ajeno a la política, ¿qué argumentación en salud pública infantil los asiste?

El niño está primero que todo en el universo. Es un principio fundamental no negociable por nada ni nadie. ¿Quién asesora a la Corte Constitucional? ¿Una pitonisa? ¿Saben en la Corte Constitucional qué es la prevención?

Además en una de sus ideas brillantes, Claudia López propone poner “pico y placa” en los parques. Un parque se construye para recreación de los ciudadanos, especialmente los niños. Ayudémosle a planear los horarios: “primero las mascotas, luego los niños para que jueguen con el excremento que no recogen nuestros ciudadanos y finalmente, los adictos”.

Sabrán los magistrados que en Colombia la segunda causa de retardo mental irreversible; es decir, no tiene tratamiento, se llama síndrome alcohólico fetal. Lo triste es prevenible, pero no con esas sentencias judiciales. Esta enfermedad se presenta en hijos de madres que toman alcohol durante el embarazo. Hasta en un 5% de embarazos en Colombia, las madres toman alcohol. De este 5%, más del 50% son embarazados no deseados presentes en niñas y adolescentes alcohólicas y drogadictas que se tornan adictas en la calle, es decir, en los sitios públicos de los magistrados.

Los desórdenes del espectro de alcohol fetal comprenden una serie de deficiencias incurables del funcionamiento cognitivo, memoria y coordinación motora; incapacidad de regular emociones y comportamiento; episodios de agresividad; disminución del tamaño del cerebro; rasgos en cara característicos y retardo de crecimiento. En países como Canadá, donde existen estadísticas serias y trabajos bien hechos sobre violencia y criminalidad, un 60% de adultos portadores de esta enfermedad han tenido problemas judiciales. El alcohol es teratogénico; es decir, produce alteraciones en el desarrollo de los niños.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad