sábado 17 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Soy un virus

Desafortunadamente la contaminación ambiental está ayudando a que nos volvamos malos y agresivos. Los cambios que realizo en mi material (mutación) me transforman en virus “nuevo” más agresivo.
Escuchar este artículo

Soy famoso, todo el mundo habla de mi pero muchos no saben nada. Soy una partícula muy pequeña (“invisible”) compuesta de material genético (o sea DNA o RNA), rodeado de una cubierta de proteína (imaginen la cáscara de una naranja). Unos, fuera de la proteína, tienen otra capa de grasa. Los virus para sobrevivir necesitamos un huésped, humano, animal o vegetal. Si no encuentro un huésped adecuado, no me reproduzco y muero... Por el coronavirus tengo pésima fama, pero hay virus que cumplen funciones importantes en el cuerpo humano. Los virus que integran barreras por ejemplo en la piel, protegen al cuerpo de otros virus. Otros participan en mecanismos genéticos al transmitir genes entre especies diferentes.

Desafortunadamente la contaminación ambiental está ayudando a que nos volvamos malos y agresivos. Los cambios que realizo en mi material (mutación) me transforman en virus “nuevo” más agresivo. Yo cuando entro al cuerpo, puedo infectar cualquier órgano como el hígado, cerebro, genitales, pulmón. Incluso existimos virus que producimos cierta clase de cánceres, bastante agresivos.

Para producir infección, me reproduzco entrando a las células, donde secuestro la maquinaria interna, la paralizo, no la dejo funcionar y activar defensas, la inflamo hasta explotarla, diseminando partículas virales a las otras células, reproduciéndome.

Otros virus como la familia de los herpes, se pueden quedar en forma latente viviendo en el cuerpo toda la vida. Estamos hablando de los virus de la varicela y del herpes labial (“fuegos”). Tiempo después un “disparador” como el estrés, otra infección, luz solar, antibióticos pueden reactivarlo y es cuando al reproducirme, aparecen nuevas infecciones como la culebrilla o algunas encefalitis graves.

Para inquietar más a quienes me leen, quiero contarles que algunos científicos dudan si los virus somos seres vivos. Los que opinan que soy ser vivo se basan en que me replico y reproduzco, tomando energía del huésped; los que piensan que no soy un ser vivo, dicen que soy material genético rodeado por capa de proteína sin capacidad de reproducirme solo. El hecho es que si me siguen desequilibrando, puedo causar gran daño al hombre como está sucediendo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad