sábado 18 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Vitamina K

La vitamina K2 protege el corazón al prevenir el endurecimiento de las arterias al mantener el calcio fuera de estas. Por eso al tomar vitamina D como suplemento, debe asociarse la vitamina K.

En la actualidad, muchas personas nos preguntan sobre la vitamina K. Recuerdan que al recién nacido al nacer, se le aplica esta vitamina para evitar trastornos de coagulación. Sin embargo, observan que algunos suplementos de vitamina D vienen asociados a la vitamina K y les causa curiosidad.

Existen tres tipos de vitamina K; la K1 presente en los vegetales verdes y vital en la coagulación sanguínea; la K2 producida por las bacterias probióticas intestinales que la envían a las paredes de los vasos sanguíneos y huesos y la K3, sintética y no recomendada en humanos y menos aplicarla en niños.

La mejor vitamina K es la K2 y aumenta sus niveles al consumir vegetales verdes y algunos alimentos fermentados como el natto fabricado de la soya.

La vitamina K2 protege el corazón al prevenir el endurecimiento de las arterias al mantener el calcio fuera de estas. Por eso al tomar vitamina D como suplemento, debe asociarse la vitamina K.

La osteoporosis se ha vuelto epidémica y prevenirla es un objetivo importante. La vitamina K es el “pegante natural” que une el calcio y otros minerales a la matriz del hueso. Tomar suplementos que contengan vitamina K2 ha demostrado reducir un 60% las fracturas vertebrales y hasta un 80% las fracturas de cadera. La K2 es más eficaz que la K1 en aumentar la osteocalcina que controla el desarrollo óseo.

En forma similar a la vitamina D, estudios recientes han demostrado que tener niveles adecuados de vitamina K ayudan a prevenir el cáncer, en especial el pulmonar, hígado, colon, linfoma y la leucemia. Previene el Alzheimer y mejora la resistencia a la insulina.

Fuera de los vegetales verdes, los productos lácteos sin pasteurizar provenientes de animales alimentados con pasto como los quesos blandos, mantequilla cruda, yogur y el kefir son la mejor fuente de vitamina K. Similar beneficio se obtiene al consumir alimentos fermentados.

Por favor no se automedique ni
use dosis mayores a la recomendada diariamente. Solo el médico debe
formularla y más aún si ha tenido
hemorragia cerebral, paro cardiaco o tiene trastornos de la coagulación sanguínea.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad