sábado 14 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Hay algo entre tu corpiño…

Según Luis Ernesto Ruiz, que más que columnista de 'Vanguardia' lo parece del 'Mondongo Paisa', con la venta de la Electrificadora a las Empresas Públicas de Medellín, Horacio Serpa 'consolidó el matrimonio' de los santandereanos con los antioqueños. ¡Vaya, vaya, ¿quién iba a pensar que tan insigne gobernador nos fuera a entregar de esa manera?!

Luis Ernesto destaca la calidad de las paisas y eso no se discute. Ahí están los ejemplos de Tatiana de los Ríos y Natalia París, niñas muy preparadas, de sanas costumbres y dotadas de unos atributos físicos que estallan a la vista. También, las paisas, portan inteligencias superiores como lo demostró en Cartagena la reina de esa tierra tan amada por Luis Ernesto, al responder así a la pregunta del jurado: ''Yo creo que el hombre se complementa al hombre, mujer con mujer, hombre con hombre y también mujer a hombre del mismo modo en el sentido contrario...' Confieso que esa declaración me hizo llorar de emoción y recuerdo cómo, de tanto aplaudir, sangraron las manos de los asistentes al evento.

A pesar de la exuberancia e inteligencia de las paisas, prefiero la disciplina, el carácter, la entrega y la bondad de las santandereanas, que pueden no producir tanto dinero pero nos hacen felices. ¡Y también tienen lo suyo, Luis Ernesto! Lo que pasa, imagino, es que por estar dedicado a las paisas, usted no ha comido culonas, no se ha podido dar a ese placer que nos convierte en un pueblo envidiado por el mundo. Acuérdese, también, de la letra de nuestro bambuco insignia: 'cuando bailas la guabina con tu camisón de olán // hay algo entre tu corpiño que tiembla como un volcán // es el volcán de tus senos al ritmo de tu cintura // campesina santandereana sabor de fruta madura'.

¿Por qué cree, Luis Ernesto, que José A. Morales compuso esta canción? ¡Piense, piense!
Luis Ernesto le aconseja a Serpa que después del casorio lo que debe es 'consolidar nuestro matrimonio con los antioqueños'. Yo, qué pena, le quiero pedir al gobernador todo lo contrario: que si ya consumó esta unión haga lo que sea, póngales los cachos, no duerma sin pijama, tápele el roto a la ruana, lo que sea menester para deshacer este entuerto. Ahora, si por obra de marianito todavía no ha pasado aquello, no se deje, disuelva la unión y ayúdenos a, entre todos, ponernos a trabajar para rescatar lo que somos y podemos los santandereanos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad