sábado 20 de junio de 2009 - 10:00 AM

¿Legal, Camacho?

Como no puede ser el rector de una universidad abierta, Jaime Alberto Camacho se posesionó a escondidas como rector de una universidad cerrada.

Camacho, que fue incapaz de asistir a la Asamblea de Santander, para explicar por qué -a la más fiel usanza de los dictadores de pacotilla-, canceló el semestre, ayer juró ante el delegado de 'varito' Uribe velar por el bueno y normal funcionamiento de la UIS y por la integridad de sus actos, lo que a estas alturas del partido más parece un mal chiste que un acto ceremonioso, honorable y cierto como debe ser y lo fue en el pasado. Camacho, para negarse a la solicitud del gobernador, de la Asamblea, de los estudiantes, de muchos profesores, de los padres de familia y de parte importante de la comunidad, de hacerse a un lado y permitir que retorne la calma y la decencia a la universidad, se ha excusado en el argumento de haberse sometido a un proceso establecido y que, por lo tanto, su nominación fue legal. El problema, Camacho, es que mucho antes de este proceso y de su manipulada nominación, como lo expresara el gobernador Serpa, hubo un acto suyo que no ha sido aclarado, que pone vidas en peligro y aunque usted no jura defender la existencia de los estudiantes –lo que convertiría esta parte de su labor en algo legal- debería hacerlo o, por lo menos, no debe ponerlos en peligro.

Cuando un servidor público sabe de la comisión de un acto punible, hay dos posibilidades: o inicia una investigación, si tiene facultades para ello, o lo denuncia para que lo haga la autoridad correspondiente, pero no puede hacerse el loco, a menos que sea el mismo servidor público el autor del reprochable acto. Esto, Camacho, no lo dijo Crótatas sino el Fiscal General y en la semana que hoy termina. Hablar con un supuesto paramilitar, quedar con él en darle una lista con nombres de estudiantes para incluirlos en un plan 'limpieza', que traduce matarlos, no es un juego, puede ser un acto punible que ha debido denunciar a tiempo y del cual todos esperamos los resultados de la investigación.

Luego, Camacho, el proceso que lo llevó ayer a jurar como rector de la universidad que usted cerró porque no la puede manejar, pudo ser legal pero hay un antecedente muy grave que anula todo lo actuado. Señor Fiscal: ¿esa charla con 'Félix' es un acto punible? Si es así, ¿cómo va la investigación?

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad