sábado 29 de agosto de 2009 - 10:00 AM

¡Pobre Nancy Patricia!

El llanto de Nancy Patricia la semana pasada en sesión del Congreso, fue conmovedor. Y es que uno no ve todos los días a una mamacita de la patria derramar lágrimas de unos ojos plásticos con ese sentimiento, con esa tristeza, con ese ahogo, como lo hizo Nancy Patricia.

Ella, más atacada que bebé con pañal oliendo a amoniaco, acusó de atropello y maltrato a los magistrados de la Corte Suprema, pidió a sus compañeros de senado que reaccionaran y, para que no quedaran dudas de su furia, llamó a un golpe de estado contra la Justicia.

Nancy Patricia lloraba a moco tendido porque sintió 'pánico' al saber que uno de sus compañeritos del Congreso había recibido la visita en su casa de una comisión de la Corte Suprema. Lo que nadie sabía era la verdadera razón del llanto de Nancy Patricia, lo que le significaba tanto pesar: el hecho de que a su amiguito uribista le fueran a quitar mil millones de pesos en físicos y devaluados billetes colombianos, más otra suma considerable en dólares, escrituras, cuentas de las comisiones recibidas por los empleados que ayudó a nombrar y el dato de un regalo que le hizo 'uribito' a uno de sus vástagos por casi 500 millones de pesos, dinero del erario que, dijo 'uribito', se lo dieron con la única condición de que por nada del mundo fuera a devolverlo.

¡Pobre Nancy Patricia! Ella, la que Uribe define como una política 'seria y transparente', la que no se inmuta por las acusaciones que tiene por presuntos vínculos con los 'paracos', no resiste la injusticia de la Corte Suprema que tiene el atrevimiento de allanar la casa de uno de sus más democráticos amigos para recuperar una platica que era de los contribuyentes, de los trabajadores, de una notaria, etc.

Pensándolo bien, debe ser terrible que se le metan a uno a la casa y le quiten de esa manera la caja menor. ¿Cómo podrá su amiguito, de ahora en adelante, llamar a la tienda de Lagos del Cacique para que le manden un domicilio con el pan y la leche? ¿Con qué pagará el periódico o el dolex para quitarse el dolor de cabeza?

Creo que es un problema de machismo. Los hombres no sabíamos de la importancia que tienen estos detallitos para la felicidad del hogar y la aprobación de la reelección pero, gracias a Nancy Patricia, ahora lo estamos captando. ¡Qué viva la reelección y abajo la Corte Suprema de Justicia!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad