sábado 24 de enero de 2009 - 10:00 AM

Obama nos desnudó

La posesión de Barack Obama fue un acto tan emocionante que muchos en el mundo no pudieron contener las lágrimas. Lloraron negros y blancos, lloraron gordos y flacos, lloraron israelíes y también musulmanes, lloraron de alegría, de cariño y también lloraron en la Casa de Nariño.

Lo único que no esperaba fue que Crótatas también llorara. Pero no fue cuando Obama apareció junto a George, ni cuando prestó el juramento. Tampoco cuando Bush salió por la puerta trasera, que podría haberlo hecho gemir pero de alegría, sino más tarde cuando supo cómo estaba conformado el gabinete del primer negro en la Casa Blanca.

Intrigado, le pregunté por sus lágrimas y esto respondió: '¿Si oyó? Obama nombró, entre otros, a una ex Primera Dama como Secretaria de Estado y a un Nobel de Física como ministro de energía, ¡qué man tan duro!' Sí, Crótatas, le dije ¿pero sumercé llora por eso? No entiendo. Crotaticas, con las gafas empañadas, replicó: '¿Usted es bobo o se hace? Obama, el tipo más poderoso del mundo, nombra a gente más capaz que él para que le ayuden en su gobierno, eso demuestra su calidad pero, a la vez, la pobreza tan grande que tenemos nosotros'

¡Otra vez no entendí! ¿Qué tienen que ver Hillary y el Nobel con nuestra pobreza?, le pregunté. Él, persignándose, dijo: 'Mire, joven, Obama nombra a un Nobel de física para arreglar los problemas de energía y lo hará, mientras que Uribe nombra a 'uribito' como ministro de agricultura y se pone a sembrar cizaña por todo el país; Obama nombra a Hillary para acabar la guerra en Irak y la acabará mientras que Uribe nombra a Juanma para acabar a las Farc y termina pero con los jóvenes de Soacha. Obama entiende que no es iluminado y busca refuerzos, Uribe se cree virgen y nombra acólitos que obedecen. ¿Ve la diferencia?'

Más claro no pía un pollo, crotaticas, le dije, antes de que sermoneara de nuevo: 'El problema no es sólo Uribe. Mire a los alcaldes y gobernadores, ellos, porque saben lo que no saben, buscan para sus gobiernos a otros que sepan menos que ellos y si, por descuido, nombran a uno que sí sabe, le toca hacerse el menso, que no sabe, so pena de que el 'amo' le saque tarjeta roja. Así, nuestros gobernantes posan de nobelitos en física, economía, trigonometría, repostería, costura y actuación escénica, pero no saben nada de nada. ¡Por eso lloro, Obama nos desnudó!'

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad