miércoles 27 de julio de 2022 - 12:00 AM

Ataques con armas nucleares afectarían a todo el planeta

En columna titulada “Apocalípticos efectos de una guerra nuclear” (20/04/22) hacía referencia a los riesgos asociados al uso de armas nucleares; en el contexto de la cuestionada invasión rusa a Ucrania. La semana pasada el presidente de Bielorrusia señalo: “el conflicto debe terminar para evitar el abismo de la guerra nuclear (advierte un aliado de Putin)”. Así mismo “el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un grupo de expertos con sede en EE. UU., dijo que el presidente ruso podría usar una amenaza nuclear para disuadir una contraofensiva ucraniana contra los ocupados territorios de Kherson, Zaporizhzhia, Donetsk y Luhansk” (Newsweek, julio/21/22).

Las noticias confirman que el riesgo de una guerra nuclear, que podría afectar todo el planeta, se mantiene. La revista AGU Advances (Unión Geofísica Americana) público (julio 7/2022) un artículo elaborado por científicos titulado “Un nuevo estado oceánico después de la guerra nuclear”. La publicación se refiere a uno de los devastadores impactos globales que tendría una guerra nuclear.

“En todos los escenarios simulados, las tormentas de fuego de la guerra nuclear arrojarían hollín a la atmósfera superior, bloqueando el sol y provocando un enfriamiento global. Los impactos del evento de enfriamiento nuclear incluyen la expansión del hielo marino en áreas costeras pobladas y la aniquilación de la vida marina oceánica. En todos los escenarios, el océano se enfría rápidamente pero no vuelve al estado anterior a la guerra cuando se disipa el humo. El océano tardaría muchas décadas en volver a la normalidad, y algunas partes del océano probablemente permanecerán en el nuevo estado durante cientos de años o más”.

“Los ecosistemas marinos se verían gravemente afectados tanto por la perturbación inicial como por el nuevo estado oceánico resultante, lo que provocaría impactos en los servicios de los ecosistemas en todo el mundo, que durarían décadas”. “Este estudio subraya el peligro de una guerra nuclear y los impactos a largo plazo para los humanos y nuestro medio ambiente”. Guerras demenciales, como la generada por la invasión rusa a Ucrania, a pesar de realizarse lejos de nuestro país, podrían afectarnos por fenómenos como el citado por AGU Advances. Por supuesto que este efecto -que crearía una “Pequeña Edad de Hielo Nuclear”- no sería el único evento catastrófico, como lo señalaba en columna anterior.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad