miércoles 17 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Aumentan amenazas a defensores ambientales

En columnas anteriores he hecho referencia a las amenazas recibidas por diferentes defensores ambientales en Santander. Y citado fuentes internacionales que advierten que “Colombia es el país donde más se asesinan defensores ambientales en el mundo”. Esto es confirmado por las noticias relacionadas con amenazas y asesinatos de defensores sociales y ambientales en Colombia. En los últimos días, se recibió en la sede del Sindicato del Acueducto de Bucaramanga un panfleto -de fecha agosto 9/2022- que amenaza a cinco personas relacionadas con el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo Santurban. Óscar Estupiñán, presidente del Sindicato del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga “indicó que es una situación lamentable en donde están involucrados voceros de víctimas y otros sindicalistas en la región (RCN Radio, agosto 13).

Sobre el tema el Comité expidió un comunicado (agosto 13/2022) que señala: “Ante la amenaza recibida en la sede del Sindicato del Acueducto, que ha sido y es el pilar de la defensa del agua y Santurban durante estos casi 13 años, amenaza proferida contra los compañeros Rafael Ovalle, Oscar Estupiñan, Víctor Cortez, Imelda Martinez y Mauricio Martinez, el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo Santurban rechaza enfáticamente este tipo de hostigamientos dirigidos por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Bloque Aristides Mesa que declaran objetivo militar a las personas referidas dándoles 48 horas para que abandonen” el Departamento de Santander.

El Comité le pide a la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades judiciales “se investigue y judicialice a los responsables de estos actos criminales que se suman a la violencia sistemática que hemos enfrentado en virtud de nuestra resistencia ante la feria que se hizo de nuestra estrella hídrica de Santurban a los intereses del extractivismo en cabeza de las grandes minera y que reiteradamente hemos venido denunciando nacional e internacionalmente”.

En Colombia el nuevo Senado aprobó en julio 26 el Acuerdo de Escazú, uno de sus propósitos (Articulo 9) es garantizar “un entorno seguro y propicio en el que las personas y organizaciones que defienden los derechos humanos en asuntos ambientales puedan actuar sin amenazas... e inseguridad”. Esperemos que el trámite de Escazu continúe hasta su aprobación definitiva; importante en un país con vergonzosos índices de amenazas y asesinatos de lideres ambientales y sociales.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad