miércoles 15 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Jairo Puente Bruges

Aumentan efectos destructivos de Fenómeno El Niño

La Organización Meteorológica Mundial (OMM, noviembre 8/2023) ha señalado: “Se espera que el actual episodio de El Niño dure al menos hasta abril de 2024, influyendo en los patrones climáticos y contribuyendo a un nuevo aumento de las temperaturas... en la tierra y el océano”. “Los impactos de El Niño en la temperatura global generalmente se manifiestan en el año posterior, en este caso en 2024. Pero, como resultado de temperaturas récord en la superficie terrestre y marina desde junio, el año 2023 está en camino de ser el año más cálido registrado. El 2024 puede ser incluso más cálido. Esto se debe -clara e inequívocamente- a la contribución de las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero procedentes de actividades humanas”.

En columna anterior (mayo 10/ 2023) citaba un informe de Naciones Unidas que señalaba: “Los eventos del Niño no son causados por el cambio climático, son un fenómeno natural recurrente que ha estado ocurriendo durante miles de años”. Pero...“Algunos científicos creen que pueden volverse más intensos y/o más frecuentes como resultado del cambio climático”. Es -entonces- un fenómeno natural agravado por el cambio climático, generado este por actividades humanas.

Se pronostica que se agravarán los efectos destructivos de El Niño. En el informe citado arriba, la OMM advirtió: “Los fenómenos extremos como olas de calor, sequías, incendios forestales, fuertes lluvias e inundaciones se intensificarán en algunas regiones, con importantes impactos. Por eso la OMM está comprometida con la iniciativa Alertas tempranas para todos, cuyo objetivo es salvar vidas y minimizar las pérdidas económicas”.

En este preocupante contexto, el Ministerio de Ambiente (noviembre 4/23) ratificó que “ya está presente el fenómeno de El Niño en Colombia y alertó al país a seguir preparándose para enfrentar sus posibles efectos en los territorios”. “Como parte de la estrategia de preparación para prevenir y atender las emergencias ocasionadas por la llegada del fenómeno, el Gobierno Nacional destinó un presupuesto de 2,2 billones de pesos para el Plan Nacional de Gestión, que permitirá enfocar esfuerzos en 176 municipios vulnerables a sufrir desabastecimiento de agua, afectaciones por sequía, incendios forestales, entre otros; 33 de esos municipios presentan alta susceptibilidad, 78 moderada y 65 baja”. Importante, pues, prepararse para la llegada e intensificación de este fenómeno que podría ocasionar graves daños sociales y económicos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad