miércoles 15 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Calores que matan

xxxxx

Según informes de prensa, la semana pasada se registraron dos muertes y varios hospitalizados en Santa Marta; víctimas de la ola de calor que padece la costa Caribe. Se han reportado temperaturas de 38 y hasta 40 grados centígrados (sensación térmica) en esta región del país. Las personas fallecidas por el llamado “Golpe de calor” eran obreros de construcción que “trabajaban a pleno sol y con poca protección”. Muertes asociadas a olas de calor han sido reportadas en todo el mundo. El año pasado se reportaron muertes incluso en países de Norteamérica y Europa. En algunos países asiáticos y africanos se han reportado temperaturas superiores a 50°C.

Estuve la semana pasada en Cartagena y efectivamente la ola de calor genera temperaturas muy fuertes, difíciles de soportar incluso para los nacidos en la costa. Frente a las elevadas y letales temperaturas las personas acuden más a los ventiladores y aires acondicionados; lo que, por supuesto, incrementa el consumo de energía y esto aumenta la emisión de gases de invernadero, responsables del calentamiento global. Este calentamiento también incrementa los incendios forestales y otros; estos generan gases de invernadero y además eliminan la vegetación que reduce estos gases en la atmosfera, a través de la fotosíntesis. Son fenómenos que se retroalimentan; es una de las explicaciones del porque -a pesar de los acuerdos internacionales- la concentración de gases de invernadero en la atmosfera sigue aumentando. El calentamiento también aumenta el consumo de agua.

Un alarmante informe de la ONU (mayo 6 /2019) concluye que un millón de especies están en riesgo de desaparecer en el mundo por causa de actividades humanas; una de estas causas es el calentamiento global que también afecta los océanos. Uno de los líderes del estudio advierte: “Una vez que se llega básicamente a 2 °C (de calentamiento del mar), los modelos muestran que solo el 1% puede sobrevivir”. “Seamos francos. No estamos en el camino a 2 °C. Estamos en un camino a 3.3 grados”. El calentamiento de los océanos aumenta el nivel del mar y afecta las especies acuáticas. Esto ya se puede ver en las redes de los pescadores que capturan peces muy pequeños, por debajo de su talla de reproducción. Este y otros hechos también retroalimentan la extinción masiva de especies.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad