miércoles 04 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¿Contaminación lumínica en los cerros orientales?

xxxxx
Escuchar este artículo

Atendiendo una invitación del Representante a la Cámara Fabian Diaz participe el viernes pasado en una audiencia pública realizada en la UIS sobre la “Conservación y protección de los cerros orientales de Bucaramanga”. En la audiencia se presentaron intervenciones a favor y en contra del proyecto de la alcaldía llamado Parque Metropolitano Bosque de los Caminantes. También inquietudes sobre el proyecto vial que pasaría por los Cerros Orientales. Estos problemas en los cerros empezaron hace varios años, en columna publicada en julio 12 / 2006 (“Ojo con los cerros de Bucaramanga”) hacia referencia a problemas registrados en esas fechas.

El proyecto de la alcaldía -que no cuenta con licencia ambiental- ha reducido las obras que inicialmente se pretendían adelantar. Sin embargo, permanecen aspectos que preocupan. Por ejemplo, la construcción de un sendero ampliado podría fraccionar estos bosques donde habitan todavía muchas especies. Así mismo es conocido que el aumento de visitantes a estas áreas protegidas en Colombia no mejora sino que empeora la situación de estos sitios. Por lo demás, la iluminación artificial de estas áreas naturales podría generar efectos indeseables sobre insectos y flora y fauna en general. Es uno de los efectos de la llamada contaminación lumínica, ya reglamentada en varios países.

Por ejemplo, un comunicado del Senado de Mexico (Noviembre 21 / 2019) señala: “De conformidad con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la contaminación lumínica es considerada un problema ambiental grave”. “Con 86 votos a favor y ninguno en contra se aprobó este jueves 21 la reforma a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la cual busca regular la contaminación lumínica ya que altera los procesos naturales de las especies”. “La ausencia de cielos obscuros afecta los procesos naturales de las especies. Es el caso de algunas aves que determinan cuándo es el momento de migrar basándose en la cantidad de horas de luz al día; por su parte, algunas especies de reptiles, dependen de las noches oscuras para reproducirse ya que la oscuridad protege a las crías de los depredadores”. “Al hacer uso excesivo de la luz artificial estamos modificando los ecosistemas, por lo que esta reforma permitirá que las funciones naturales no sean alteradas”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad