miércoles 11 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Cumbre climática y Guerreros del Arco Iris

recientes publicaciones académicas advierten que existe una gran brecha entre lo acordado en la Cumbre de París y los resultados. Muy pocos países están cumpliendo...
Escuchar este artículo

La joven activista sueca Greta Thunberg participó el viernes pasado en la gran marcha por el clima realizada en Madrid en el marco de la cumbre climática COP 25, que finaliza esta semana. Greta declaró: “los líderes del carbono han traicionado a la gente y no hay que dejar que se salgan con la suya”. Las palabras de Greta se ajustan a la realidad, pues recientes publicaciones académicas advierten que existe una gran brecha entre lo acordado en la Cumbre de París (COP 21, año 2015) y los resultados. Muy pocos países están cumpliendo con estos y otros acuerdos. Por ello la crisis climática tiende a agudizarse y está llevando a la humanidad a un cercano y catastrófico escenario climático mundial.

Un informe de la Organización Meteorológica Mundial (diciembre 3/2019) advierte que “el año 2019 ha sido uno de los años más calurosos registrados en la historia de la humanidad”. “La temperatura promedio global en 2019 fue de aproximadamente 1,1 grados centígrados por encima del período preindustrial”. “Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzaron un nivel récord de 407.8 partes por millón en 2018 y continuaron aumentando en 2019. El aumento de la temperatura ha creado consecuencias devastadoras en el mundo natural, incluidas inundaciones, sequías y olas de calor extremas”. “En Francia el 28 de junio se estableció un récord nacional de 46,0°C”. “El nivel global del mar también se ha visto afectado por el calor extremo”.

Cuando se observa esta realidad y las masivas movilizaciones de niños y jóvenes en todo el mundo (Greta no es la única que protesta) es inevitable recordar la antigua profecía de los indios de Norteamérica que señalaba: “Llegará el día en que la codicia del hombre hará que todos los peces mueran en los arroyos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y que los árboles ya no puedan mantenerse en pie”. Pero... “No temáis, porque cuando no quede apenas ninguna esperanza, algunas personas despertarán por fin de su letargo”. Entonces “llegarán niños que amarán a los animales y los árboles y ayudarán a las personas a vivir en paz. Estos niños harán que regrese el arco iris; por ello serán llamados Los Guerreros del Arco Iris”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad