miércoles 20 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Economía circular en barrio de Floridablanca

xxxxx
Escuchar este artículo

Atendiendo una invitación de la profesora Isabel Ocazionez, reconocida especialista en gestión de residuos sólidos de la Facultad de Química Ambiental de la Universidad Santo Tomas, tuve la oportunidad de conocer un proyecto de separación y aprovechamiento de residuos sólidos en Floridablanca. Este proyecto piloto, inscrito en el marco de la Economía Circular, se desarrolla en el conjunto Portal Siglo XXI, habitado por 82 familias. La prioridad uno en la legislación nacional e internacional es la importancia de reducir la producción de residuos domésticos. Por lo mismo, un énfasis de este proyecto es la “Minimización de los residuos por los generadores”. Evitando -por ejemplo- el uso de plásticos de un solo uso; prohibidos ya en algunos países.

Se ha constatado que actualmente la mayoría de las familias separan adecuadamente los residuos producidos en sus casas. El componente biodegradable (residuos de comidas, jardines y otros) se lleva a una planta donde producen compost (abono orgánico) que utilizan en sus jardines y en una huerta donde cultivan hortalizas. He visto experiencias similares en ciudades de Estados Unidos y la Unión Europea. Es importante esta separación y el aprovechamiento pues el componente biodegradable es generalmente mayoritario en los residuos sólidos domésticos generados en Colombia.

Los otros residuos aprovechables (papel, vidrio, metales y otros) son recolectados por la Asociación de Recicladores de Floridablanca, Asoreflor. La líder de esta cooperativa -María Smith Gil Osma- recibió hace unos días el premio Mujer Cajasan. El componente no aprovechable se lleva al Carrasco. El proyecto también hace énfasis en la necesidad de reducir o eliminar el uso de componentes no aprovechables en las casas.

Sería interesante reproducir este tipo de proyectos en otros conjuntos y barrios pues reducen costos, ya que pueden disminuir notoriamente el material que se lleva a tratamiento y disposición final. Además resultan de mayor beneficio social que la construcción de grandes plantas -tipo Vitalogic- donde las ganancias son para los empresarios privados. Una clave en estos proyectos de aprovechamiento es la separación en la fuente, es decir en las casas, pues maquinas que separen adecuadamente -después de mezclados- los residuos no existen. Por ejemplo, cuando el papel residual a recuperar se mezcla con residuos biodegradables o sanitarios se humedece, pierde calidad y resulta difícil su comercialización.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad