miércoles 14 de agosto de 2019 - 12:00 AM

¿El agua de Barranca produce malformaciones?

La semana pasada fue amenazado el presidente de la junta de acción comunal de la vereda Las Parrillas de Barrancabermeja

En columna publicada en diciembre 19 / 2018 recordaba informes publicados en los años 80 sobre la pésima calidad del agua “potable” de Barrancabermeja y el creciente deterioro de la ciénaga San Silvestre, que abastece al puerto petrolero. Reiteraba que estos problemas no tienden a solucionarse sino a agravarse. En el caso de la San Silvestre a los antiguos problemas de contaminación por residuos industriales, domésticos, sedimentos y otros se le sumó -en los últimos años- el vertimiento de lixiviados de un botadero de basuras insólitamente construido en la zona.

Organizaciones ambientalistas han presentado sustentadas denuncias sobre estos problemas. En mayo pasado el reconocido ambientalista Óscar Sampayo advirtió que “de un total de 19 puntos en donde se tomaron muestras del agua, 14 presentan alta presencia de la bacteria E. coli (indicios de contaminación fecal). Tanto en el agua cruda, como en la que es potabilizada y se distribuye a la población” (RCN Radio). En el mismo sentido el médico Yesid Blanco de la Fundación Yariguíes ha alertado sobre cinco bebés y algunos perros, gatos y manatíes “que han nacido con anencefalia, producto de la contaminación con mercurio en las aguas de la ciénaga” (El Tiempo, marzo 2019). La anencefalia es un defecto de nacimiento en el que el bebé nace sin partes del encéfalo (cerebro, cerebelo, otros) y el cráneo.

La semana pasada se denunció el nacimiento de un cuarto perro con anencefalia. Vanguardia informó que el director de la Corporación San Silvestre Green manifestó que un médico veterinario, atendiendo el parto de una perra de raza Pincher, “lamentablemente identificó una patología de anencefalia”. Voceros de Aguas de Barrancabermeja declararon que la empresa “potabiliza el agua, de acuerdo a los parámetros establecidos en la resolución 2115 de 2007”. Vale la pena reiterar que cumplir con las laxas normas colombianas (caso resolución 2115) no garantiza que el agua sea realmente potable.

Estas denuncias han llevado a amenazas contra estos ambientalistas. La semana pasada fue amenazado el presidente de la junta de acción comunal de la vereda Las Parrillas de Barrancabermeja; se informó que “las constantes amenazas se darían por las denuncias que ha interpuesto ante varias autoridades por la contaminación que se estaría dando en la ciénaga San Silvestre”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad