miércoles 01 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Jairo Puente Bruges

¿El cambio climático impulsa los crímenes de guerra?

En columnas anteriores he citado fuentes acreditadas que confirman los catastróficos efectos por sequías, inundaciones y otras anomalías asociadas al cambio climático. Asi mismo, las miles de muertes atribuidas a la crisis climática mundial, generada por actividades humanas. El médico Juan Garay, de la Cooperación Europea de Salud Global, ha señalado: “la crisis climática es la tercera guerra mundial”... que causa “tres veces más muertes que el total de muertes de las guerras del siglo XX”, aunque esta vez “las armas son las emisiones y la forma de vida”. “Sin atender la salud de nuestra madre Tierra, nuestra salud nunca va a estar bien. Solo por el aumento de la temperatura habrá 220 millones de muertes en este siglo” (Infosalus, octubre 25/2023).

Asi mismo, citaba en mis columnas un informe de las Naciones Unidas (Octubre 5/ 2022) titulado: “El cambio climático aumenta las amenazas de violencia contra mujeres y niñas”. En este contexto, algunas organizaciones han planteado que -además de lo anterior- “el cambio climático impulsa los conflictos y los crímenes de guerra en el mundo” (Inside Climate News, octubre 26/2023).

Una coalición de organizaciones de defensa de los derechos humanos y la democracia publicó una carta (octubre 25/2023) dirigida al Fiscal de la Corte Penal Internacional en la que solicitan su intervencion: “Esta Carta Abierta aborda dos cuestiones distintas, pero interrelacionadas: el cambio climático como factor de conflicto (“Seguridad climática”) y crímenes atroces ambientales como consecuencia de los conflictos”. “Seguridad climática se refiere a los riesgos de seguridad global inducidos, directa o indirectamente, por los cambios climáticos. La idea general es que ciertos efectos del cambio climático pueden exacerbar los riesgos existentes que ya ponen en peligro la seguridad humana y/o crear otros nuevos”.

Anotan que el término “crímenes atroces ambientales” lo utilizan para referirse a “casos de crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad que se cometan mediante desalojo forzoso ilegal, explotación de recursos o degradación grave, o que den lugar a ellos”. “Como crímenes de guerra, esto puede incluir, por ejemplo, casos de violencia indiscriminada, bombardeo o daño excesivo al medio natural”. Citan algunos ejemplos: “En Sudán, grupos armados buscan sacar provecho del oro ilegal, la minería envenena el suelo y las fuentes de agua de comunidades enteras con mercurio y cianuro”.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad