miércoles 30 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

La amenaza de los residuos mineros o relaves

Estos depósitos de relaves podrían contener elementos que no son recuperados en los procesos; como arsénico, metales e incluso uranio (elemento radioactivo)... son problemas reales y no son “inventos de ambientalistas”.
Escuchar este artículo

Los relaves son residuos de las actividades mineras; quedan después que los metales y otros minerales comerciales se han extraído del material rocoso. Estos relaves generalmente se almacenan en represas; algunas de estas -al fallar- han ocasionado tragedias en el mundo. En la página del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma, Revisión Global de Relaves) se puede leer: “La falla catastrófica de una instalación de almacenamiento de relaves en una mina en Brumadinho, Brasil, el 25 de enero de 2019, es una tragedia humana y ambiental. Cuando se derrumbó la presa, 11.7 millones de metros cúbicos de desechos mineros surgieron a través del sitio de la mina hacia la ciudad local y el campo de abajo, lo que provocó más de cinco millas de destrucción. Al 5 de agosto de 2020, se ha confirmado la muerte de 259 personas y 11 siguen desaparecidas”.

Aparte de los riesgos de seguridad, los residuos mineros también pueden contaminar las aguas. La publicación “Minas de oro de EE.UU. Informe de derrames y fallas” (Earthworks y Great Basin Resource Watch, 2017) advierte: “Las minas de oro casi siempre contaminan el agua: el 74% de las minas de oro en funcionamiento contaminan las aguas superficiales y / o subterráneas, incluida el agua potable. Cuando las minas de oro no contaminan el agua, casi siempre es porque no hay agua cerca; de las minas que no contaminaron el agua, solo una tenía un arroyo perenne en el área del proyecto”. Según Earthworks (marzo 2020), se han registrado “364 fallas conocidas de relaves desde 1915”. “Más de 275 mil millones de litros de residuos de relaves derramados”. Estas fallas ocasionaron “2,995 muertes conocidas”.

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Soto Norte de Minesa señala que se ocuparán cauces de ríos y quebradas en 63 puntos. Uno de los puntos es para un depósito de relaves en el cauce de la quebrada Caneyes; ocupará un área de 59.9 hectáreas. Es decir, no es que estará cerca sino dentro del cauce de la quebrada. Estos depósitos de relaves podrían contener elementos que no son recuperados en los procesos; como arsénico, metales e incluso uranio (elemento radioactivo). Vale la pena reiterar que estos son problemas reales y no son “inventos de ambientalistas”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad