miércoles 10 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Mas amenazas para las abejas

En columnas anteriores he hecho referencia a las muertes masivas de abejas ocurridas en Colombia y diferentes países del mundo. Mortandades atribuidas al caos climático mundial, la pérdida de hábitats por deforestación e incendios forestales, al uso de algunos agroquímicos y otros factores asociados a este grave problema; que algunos han calificado como un Ecocidio. Considerado este como “el daño masivo y la destrucción del mundo natural viviente”.

Aparte de los factores anteriores, algunos investigadores han señalado que “La exposición aguda al ozono (del aire) afecta la detección del olor floral, el aprendizaje y la memoria de las abejas melíferas, a través de la generalización olfativa”. “Al igual que los contaminantes atmosféricos primarios que se emiten, los contaminantes atmosféricos secundarios, como el ozono troposférico (O3), formado a partir de óxidos de nitrógeno, también son perjudiciales para la salud humana y la fisiología de las plantas”.

Además: “Si el ozono afecta el olfato de los polinizadores (como las abejas), se pueden modificar los comportamientos de alimentación, además de un posible efecto dañino a largo plazo en los servicios de polinización”. “Los olores de las flores están compuestos por moléculas volátiles emitidas por las plantas, que sirven, entre otras cosas, como señales para diferentes animales: en el caso de la polinización, estos olores atraen a diferentes insectos. Esto permite que los insectos polinizadores localicen un recurso alimenticio, néctar o polen, y lo asocien con un aroma floral particular”. (Science of the Total Environment 827, junio 25/ 2022).

Otros estudios advierten que el caos climático agrava la contaminación. “El hecho de que tengamos olas de calor más regulares y aumento de las temperaturas generará...más contaminación fotoquímica y... más partículas en la atmósfera. Consecuencia: en 2030 no habrá disminución de la concentración (de ozono o de partículas finas) sino estabilidad o aumento” (AtmoSud, julio 22).

En este contexto, se han registrado protestas en diferentes países pues la desaparición de polinizadores afecta -entre otros- la producción de miel y la agricultura. En Colombia, el Congreso aprobó la ley 2193 / 2022 “Por medio de la cual se crean mecanismos para el fomento y desarrollo de la apicultura en Colombia y se dictan otras disposiciones”. El capítulo IV se refiere a “la protección y defensa de las abejas y polinizadores en general”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad