miércoles 18 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¿Millones en riesgo de quedarse sin agua por megaminería?

El análisis de estos da una idea de lo que podría ocurrir en Bucaramanga si se permite el desarrollo de megaminería en la subcuenca del río Suratá.
Escuchar este artículo

En columna de marzo 29 / 2017 hacía referencia a los graves problemas que tiene el río Rímac, principal fuente de abastecimiento de Lima, Perú. Problemas derivados, entre otros, del desarrollo de actividades mineras en la cuenca de este río. Citaba un informe de El Comercio titulado “La minería es la primera actividad en contaminar el Río Rímac”. En este río se han detectado elevados niveles de metales y otros contaminantes. Recordemos que en la quebrada La Baja y el río Vetas, que desemboca en el río Suratá que abastece Bucaramanga, se han detectado altos niveles de arsénico y mercurio.

Existen muchos desarrollos mineros en Lima que terminaron su vida útil y fueron abandonados, pero permanecen los residuos. Según el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado (Sedapal) de Lima, “Hay más de 900 puntos de contaminación del río Rímac”. Una fuente importante de contaminación son los relaves o residuos mineros. Según Sedapal, “Hay relaves mineros de hace 50 años que mineralizan el agua”

Citaba en mi columna otro informe que hacía referencia a los crecientes racionamientos de agua que padecen los habitantes de Lima y la posibilidad de llegar a una “escasez total”. La situación no tiende a mejorar sino a agravarse. El diario digital Infobae publicó (diciembre 12 / 2019) una nota titulada “Más de 10 millones de peruanos podrían quedarse sin agua por la construcción de una mina”. Y es que, debido a los problemas del río Rímac, Lima trae aguas de “la laguna de Marcapomacocha, cuya agua es trasvasada por un túnel que cruza la cordillera de los Andes para suplir las necesidades hídricas de Lima”. En el entorno de esta laguna se pretende realizar otro proyecto minero que podría afectar esta fuente esencial de agua para Lima.

Este es solo un caso de muchos similares que existen en diferentes países. El análisis de estos da una idea de lo que podría ocurrir en Bucaramanga si se permite el desarrollo de megaminería en la subcuenca del río Suratá. Son antecedentes que deben considerar las autoridades competentes en el momento de finalizar el trámite de la licencia ambiental para el proyecto de megaminería que se pretende adelantar en la subcuenca del Suratá. Licencia inviable, según el sentido común y la legislación ambiental vigente.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad