miércoles 19 de agosto de 2020 - 12:00 AM

No termina el circo de los residuos sólidos

Sobre el punto 2 (Aprovechamiento) he citado casos exitosos en Colombia y otros países. Son proyectos que no ocasionan los problemas ambientales y sanitarios de los rellenos
Escuchar este artículo

En marzo de 2003 escribí una columna titulada “El Carrasco: ¿para atrás como el cangrejo?” en la que reproducía -entre otros- protestas de los vecinos del barrio El Porvenir y la preocupación existente “por la presencia de chulos en el cono de aproximación de los aviones”. En columna de julio 6 de 2011 (El circo de los residuos sólidos de Bucaramanga) mencionaba la sentencia judicial que ordenaba el cierre del Carrasco por considerar que su vida útil había terminado. En diferentes columnas me he referido a los sucesivos aplazamientos del cierre del botadero. Según las últimas decisiones, el Carrasco puede operar hasta el próximo 20 de noviembre y -en el momento- no se percibe ninguna solución al vergonzoso problema.

La semana pasada Vanguardia informó que “La Fiscalía General presentó escrito de acusación contra del exalcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, dentro del proceso penal por el escándalo Vitalogic”; relacionado este con la utilización de los residuos sólidos para adelantar negocios particulares. También se informó que un juez ratificó la suspensión de obras que adelantaba la empresa Veolia en Mocoa (Girón) donde supuestamente operaría un nuevo relleno sanitario. El último episodio es la liquidación del convenio UIS-AMB cuyo objetivo era determinar un terreno para un relleno que remplazaría el Carrasco.

Resulta curioso que se continúe hablando de proyectos para continuar operando rellenos sanitarios, cuando la legislación nacional (y los acuerdos internacionales) lo que plantea es (Decreto 1077/2015): “Los municipios y distritos deberán elaborar, implementar y mantener actualizado un plan municipal o distrital para la gestión integral de residuos sólidos (PGIRS)”. Este “deberá incorporar y fortalecer de manera permanente y progresiva las acciones afirmativas a favor de la población recicladora”. El PGIRS tendrá como “lineamientos estratégicos”: 1. Reducción en el origen y 2. Aprovechamiento. Por ejemplo, sobre reducción en el origen, la Union Europea acordó prohibir los plásticos de un solo uso en el 2021; esto incluye: tenedores, cuchillos, cucharas, platos, pitillos, envases y otros. Sobre el punto 2 (Aprovechamiento) he citado casos exitosos en Colombia y otros países. Son proyectos que no ocasionan los problemas ambientales y sanitarios de los rellenos y sí generan buenos empleos y recursos. En estos proyectos pueden aportar los recicladores organizados, las universidades, los colegios, los asesores internacionales y funcionarios ambientales, entre otros.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad