miércoles 27 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Protestas sociales y Desarrollo Sostenible

xxxxx
Escuchar este artículo

El pasado jueves 21 participé en la marcha convocada por diferentes organizaciones sociales en Bucaramanga. El comportamiento de las personas que caminaron y cantaron fue ejemplar. Es el tema a resaltar, más allá de los disturbios que -después de la marcha- ocasionaron algunos grupúsculos que no han sido plenamente identificados. En otras ciudades se registraron mayores desmanes e incluso uso desmedido de la fuerza por parte del ESMAD. Pero también repudiables agresiones contra miembros de la Fuerza Pública.

Las motivaciones de las masivas protestas registradas en los últimos días están relacionadas con los crecientes problemas sociales, económicos, educativos, ambientales, de seguridad y otros. Luego de las protestas realizadas en agosto de 2013 anotaba en columna titulada “¿Explotará bomba social colombiana?” (septiembre 4) lo siguiente: “para cualquier persona medianamente informada, era absolutamente previsible este estallido de masivas protestas de gente desesperada e indignada”. Y es que la situación del país se agrava con el paso del tiempo y los gobiernos, como resultado de insensatas y anacrónicas políticas neoliberales

La situación no mejorará con pañitos de agua tibia. Se requieren cambios de fondo en el suicida antimodelo de desarrollo que sigue este y otros países atrasados. Y esto no tiene nada que ver con el “castrochavismo”. Recordemos que la ley 99 / 1993 establece que “El proceso de desarrollo económico y social del país se orientará según los principios del desarrollo sostenible contenidos en la Declaración de Río de Janeiro”.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que aprobaron las Naciones Unidas en el 2015 se refieren a aspectos sociales, como la urgencia de reducir la pobreza y el hambre, que aumentan en Colombia. A la reducción de la desigualdad en uno de los países más desiguales del mundo. A la salud en un país con un sistema de salud que “genera más muertes que el conflicto armado”. Los ODS también destacan como estrategias de solución la educación de calidad y la generación de crecimiento económico sostenible y empleos dignos y verdes; en un país donde la producción nacional se derrumba y la mayoría del empleo es informal. Así mismo los ODS reiteran la necesidad de proteger los recursos naturales, que son la base del desarrollo; en un país al borde de una crisis ambiental generalizada.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad