miércoles 24 de abril de 2019 - 12:00 AM

San Andrés isla: otro paraíso amenazado

Las aguas residuales son vertidas al mar, sin tratamiento, y el agua cristalina es reemplazada por aguas oscuras.

En 1987, la Revista ‘Manglaria’ del Inderena me publicó un artículo titulado ‘Hacinamiento en el Paraíso’. Lo escribí después de participar -como funcionario del Inderena- en unos talleres en San Andrés y Providencia orientados a realizar un inventario de sus problemas ambientales.

El Inderena fue la autoridad ambiental nacional hasta la creación del Ministerio de Ambiente en 1993 (Ley 99). Algunos de los problemas ambientales que tenía -y tiene- San Andrés son los relacionados con la contaminación de las aguas. Una de las causas es la descarga de aguas residuales urbanas y lixiviados de basureros sin tratamiento, entre otros. Un informe de la Contraloría General (abril 17/ 2018) señala: “las aguas residuales son vertidas al mar a pocos metros de la costa, sin ningún tratamiento, y el agua cristalina que caracteriza a San Andrés es reemplazada por aguas oscuras con olores desagradables”.

Sobre los residuos sólidos, la Contraloría advirtió que el único relleno sanitario que existe en la isla “está llegando a su máxima capacidad”. “Y por lo tanto hay riesgo de una emergencia sanitaria”. Para completar: “la planta de tratamiento de residuos sólidos se encuentra inactiva”. “Con esta planta se buscaba ir sustituyendo parcialmente el consumo de diésel por generación de energía a partir de los desechos”.

La contaminación y otros factores (cambio climático) han afectado la producción pesquera. La pesquería también fue afectada por el fallo de La Haya (noviembre 19/2012) que benefició a Nicaragua; Colombia perdió casi 40% del mar territorial. Los pescadores tradicionales de San Andrés dicen que, incluso con jornadas de 24 horas, no lograr reunir la plata para pagar el combustible de las lanchas. Por lo mismo, hoy muchos de los antiguos pescadores se dedican al mototaxismo o trabajan en construcción, hoteles o comercio.

Ya en esos años ochenta -cuando publiqué el artículo- muchos de estos problemas se veían agravados por la elevada densidad poblacional de la isla. Problemas que tienden a agudizarse con el paso del tiempo y los gobiernos. En los últimos años diferentes fuentes estiman que la densidad poblacional de San Andrés es superior a los 2000 habitantes por km2. En comparación, la densidad poblacional de Puerto Rico, considerada la isla más densamente poblada de las Antillas Mayores, es menor de 415 hab/ km2.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad