miércoles 19 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Temperaturas sin precedentes en enero 2020

Enero 2020 fue el enero más cálido jamás registrado desde que se iniciaron estas mediciones hace 141 años.
Escuchar este artículo

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos anunció, la semana pasada, que enero 2020 fue “el enero más cálido jamás registrado” desde que se iniciaron estas mediciones hace 141 años. El informe señala: “Se observaron temperaturas cálidas récord en partes de Escandinavia, Asia, el Océano Índico, el Océano Pacífico, el Océano Atlántico y América Central y América del Sur”. En Bucaramanga y otras ciudades colombianas se han registrado efectivamente temperaturas anormalmente elevadas.

El informe confirma los efectos del calentamiento sobre el derretimiento de los polos: “La cobertura del hielo marino polar se mantuvo más pequeña de lo normal. La cobertura de hielo marino antártico durante enero fue 9,8 por ciento inferior al promedio”. Este fenómeno por supuesto afecta a la fauna de esos lugares. Una investigación realizada por científicos asociados a Greenpeace encontró que “las colonias de pingüinos de barbijo en la Antártida han disminuido hasta en un 77% en los últimos 50 años”. Los científicos informan “que esta disminución dramática se puede atribuir en gran medida al cambio climático. La reducción del hielo marino y los océanos más cálidos han llevado a menos krill, la principal fuente de alimento de estos pingüinos”.

Ahora, el derretimiento de estos hielos incide sobre el aumento del nivel del mar, hecho ya visible en playas colombianas como he comentado en columnas anteriores. Un informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, septiembre 2019) -elaborado por más de 100 científicos de 30 países- advirtió sobre un “aumento extremo del nivel del mar para 2050”. El informe advierte que “incluso si las emisiones de gases se detuvieran de inmediato, se producirán eventos extremos cada año para 2050 en muchas regiones, lo que aumenta los riesgos para ciudades costeras e islas”. Estos y otros informes científicos confirman que el planeta avanza hacia un impredecible escenario climático. Algunos países están realizando esfuerzos importantes. Incluso China, uno de los países más contaminados del mundo, anunció en el 2016 que la ciudad de Pekín cerraría 2.500 empresas contaminantes. Sin embargo, las respuestas de la mayoría de los países no corresponde con la magnitud de la emergencia climática. Sobre todo en países como Colombia con gobiernos que persisten en proyectos claramente dañinos, como es el caso del fracking.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad