miércoles 27 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

El diálogo presidencial

Escuchar este artículo

Sucedió lo que pensábamos que iba a suceder, aunque no con la intensidad que presumiamos después de la recientes experiencias de otros paises. Se infiltraron en la protesta anarquistas, saboteadores y vandalos que entorpecieron el propósito y el sentido pacifista de la marcha. Fue masiva la participación de las gentes inconformes que expresaron en una forma ordenada su sentir y que pregonan la necesidad de cambios en el modelo socioeconomico del país, como tambien en los cargos de dirección del gobierno actual. Esta nutrida manifestación es un mensaje claro de lo que quiere la comunidad, el cual debe ser tenido en cuenta para hacer los ajustes necesarios.

Ahora, le corresponde al Presidente mostrar sus capacida-des de liderazgo y concertación para hacer acuerdos razo-nables en este proceso de dialogo que inicia, el cual es bienvenido como alternativa para calmar la efervecencia, pe-ro que debe conducir a decisiones y realizaciones prontas, so pena de incrementar la protesta y tomar fuerza un cambio extremo, lo cual sería lamentable y catastrófico, después de ver las experiencias de otros paises latinoamericanos.

El gobierno tendrá que repensar si su objetivo principal es el incremento del PIB como fin último, o mirar el crecimiento económico como un medio para propiciar el bienestar co-mún. Definir si queremos un capitalismo salvaje o un capita-lismo con sentido social, el primero conducente a un incre-mento en la brecha económica, o el segundo hacia una ma-yor equidad social.

Igualmente, debera revisar su política del libre mercado, la cual ha tenido beneficios para algunos sectores fuertes de la economía, pero ha lesionado a aquellas áreas de menor desarrollo, que no estaban listas para entrar en una compe-tencia global. Los convenios estan hechos para revisiones periódicas y deben buscar el beneficio de ambas partes, sin que se afecten los sectores empresariales de menor desarro-llo y de alta generación de empleo. Como complemento a lo anterior, es preciso incentivar la importación de bienes de capital, que permitan modernizar el sector productivo e in-crementer su eficiencia y competitividad.

Estos, son temas macro de la politica económica, los cuales solo mostraran resultados a mediano y largo plazo, pero de-bera tomar igualmente decisiones de impacto inmediato, pa-ra apaciguar los ánimos que generaron la protesta, como ar-chivar la idea de disminuir el salario minimo, aplazar la re-forma del régimen de pensiones y la privatización de empre-sas públicas, entre otros puntos.

Nunca cases todas las peleas en un mismo momento, por-que terminarás uniendo a tus enemigos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad