miércoles 06 de julio de 2022 - 12:00 AM

Éxitos ministro

Un mensaje de tranquilidad nos dio el nuevo gobierno al escoger a Jose Antonio Ocampo como Ministro de Hacienda; una persona conocida, con credibilidad nacional e internacional y quien en sus primeras declaraciones manifestó algunas ideas sobre los problemas del país y las formas de afrontarlo, teniendo en cuenta los compromisos sociales y el papel del sector productivo como principal generador de empleo y contribuyente al Estado.

Su posición sobre la continuidad moderada de la exploración y explotación petrolera y la reconversión acelerada hacia las energias renovables no contaminantes, es lo más lógico en las circunstancias actuales, dada la dependencia del petróleo y la alta generación de divisas, que financian en buena parte los programas sociales. Por el bien del país, la economía es más importante que la política y quien dirija cualquier nación, lo debe tener presente.

Una de las enseñanzas que deja la guerra de Ucrania es la revisión de la globalización y la economía de mercados, en cuanto a la dependencia de insumos y productos provenientes del exterior. Ahora, las guerras también son económicas y los paises dependientes en estos aspectos, deben replantear sus políticas. Un ejemplo local muy sencillo: hace años éramos práctiicamente autosuficientes en abonos químicos para el agro, pero por razones de mejores precios internacionales, nos dedicamos a importar, en lugar de mejorar la eficiencia productiva en nuestras fabricas; hoy estamos pagando altos costos como consecuencia de esas decisiones.

Respecto al recaudo tributario proveniente de la eliminación de las exenciones, indudablemente va a contribuir al ingreso, pero también, genera mayor costo de producción, menor competitividad y aumento de precios al consumidor, quien es en últimas el afectado. Está bien su abolición relaciónado con los productos suntuarios y todo aquello que no genere retribución en la generación de riqueza social y económica. Las exenciones a los bienes de capital generan mayor producción, crecimiento empresarial y creación de empleo adecuadamente remunerado.

Faltó referirse el Ministro a la desburocratización del sector público y la corrupción en la contratación estatal. Entiendo las razones para ello, porque son temas álgidos ideológica y políticamente y no incumben directamente a su cargo; pero deben ser tratados como factor importante para contrarrestar la crisis. Es principio elemental en cualquier economía que para tener recursos, hay que generar ingresos, pero también y muy importante, controlar los gastos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad