miércoles 08 de junio de 2022 - 12:00 AM

La confianza es fundamental

Como en todas las oportunida-des de la vida, la confianza despertada por la firmeza de las posiciones es más importante que la duda generada por la ambivalencia oportunista de las ideas.

Nunca antes habia habido tanta ansiedad y temor por lo que ha de venir, ante el posible triunfo de un gobierno de izquier-da y la implementación de cambios abruptos en el manejo del país, similares a otros paises latinoamericanos en donde han subido al poder personajes de tal ideología.

Aunque Petro en sus primeros meses de campaña inició con una retórica de extrema izquierda, alborotando la lucha de clases sociales y la agresividad contra el sector productivo y la empresa privada; en los dos últimos meses ha amainado su beligerancia y cambiado su discurso contra estos últimos, al igual que negar su proposito de copiar modelos socioeconomicos fracasados en paises cercanos. Su cambio surgió al darse cuenta que el radicalismo socialista no le generaba el suficiente apoyo electoral y sí habia despertado un antipetrismo creciente y activo. Hoy vemos a Petro más moderado, haciendo propuestas de trabajo con el sector privado, insistiendo en el carácter democratico de su posible gobierno y comprometiendose en el respeto a la constitución y las leyes; aspectos muy importantes para disminuir los temores de la derecha y conseguir votos provenientes de las tendencias de centro. Queda la duda si tales cambios son producto de una reflexión sincera sobre lo que se debe y quiere hacer para el bien del pais, o solo son parte de las estrategias de campaña, implementadas a conveniencia electoral, pero que después de electo, quedaran en la historia como un recuerdo ingrato.

Mientras tanto, Rodolfo ha continuado firme, con su estilo particular y planes iniciales, con un discurso social importante basado en la generación de empleo bien remunerado, ahorro en el sector público, desarrollo del agro y oportunidades para los estratos bajos; lo cual ha calado en la población en forma admirable, gracias a su cercania, lenguaje sencillo y generación de confianza. Rodolfo sigue siendo lo que ha sido toda la vida, franco, expontaneo y sincero.

Las últimas encuestas dan un empate técnico entre los dos candidatos. Exite un 13% de población que manifiesta su in-tención de votar en blanco o no votar. Actuar así porque no gusta de ninguno de los aspirantes es dar la oportunidad de ganar al que menos gusta, y como en todas las oportunida-des de la vida, la confianza despertada por la firmeza de las posiciones es más importante que la duda generada por la ambivalencia oportunista de las ideas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad