miércoles 21 de julio de 2021 - 12:00 AM

La pandemia y el déficit en salud

Es urgente que el gobierno expida los actos administrativos que aseguren los dineros para cubrir el déficit actual.. sería catastrófico quedarnos sin salud en estos momentos.
Escuchar este artículo

La salud es uno de los sectores más afectados por la pandemia en el país, no solo por la cantidad de personas contagiadas, también por el alto costo médico de los pacientes complicados que requirieron UCI, recursos que no estaban previstos dentro del presupuesto sectorial, ni contemplados en las entidades aseguradoras y prestadoras de servicios.

Los colombianos observamos a diario el compromiso del personal de salud por sacar adelante la mayor cantidad posible de enfermos críticos. También el esfuerzo de las instituciones hospitalarias por recibir todas las personas que requieren sus servicios. Para ello, incrementaron la capacidad locativa, contrataron más personal, realizaron adecuaciones físicas, adquirieron tecnología y mejoraron sus procesos, todo ello con el ánimo de salvar más vidas.

No se puede negar el interés del gobierno en la contención de la demanda de servicios, con las recomendaciones sanitarias, el diagnóstico temprano y la vacunación masiva; como también, el aporte de equipos para la atención de pacientes. No obstante, falta aún aclarar quién va a asumir el mayor costo asistencial dispensado a los contagiados que requirieron hospitalización y tales servicios no estaban previstos en el plan básico de salud, asignado a las aseguradoras.

La pandemia es un problema de salud pública no previsto y, por tanto, no contemplado en los cálculos financieros de la UPC para los aportes a las aseguradoras. Ante la presente anormalidad, los recursos dados por el Estado se tornaron insuficientes para cubrir la mayor demanda y complejidad de la atención, lo cual pone en riesgo la viabilidad de las EPS, afectando la atención en salud y deteriorando sus indicadores.

Existen unos aportes estatales adicionales a la UPC, destinados exclusivamente para cubrir los eventos por fuera del plan obligatorio de salud, los cuales se calcularon con base en información del año anterior; pero los tiempos han cambiado, los picos de la pandemia son ahora más altos y las complicaciones mayores, incrementando los costos de atención y castigando estos fondos, haciéndolos igualmente insuficientes.

Aunque el gobierno ha mencionado en reiteradas oportunidades su compromiso con el sector, aún no existen hechos concretos que aseguren su financiación y las EPS han tenido que recurrir como antes a las reservas y la demora en los pagos a IPS, como forma para solventar las dificultades, lo cual no es conveniente para el sector.

Es urgente que el gobierno expida los actos administrativos que aseguren la financiación de los sobrecostos en la atención de la pandemia y provea los dineros para cubrir el déficit actual, porque sería catastrófico quedarnos sin salud en estos momentos.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad