miércoles 30 de marzo de 2022 - 12:00 AM

La violencia verbal no construye

xxx

Con inmensa preocupación vemos como cada día la vida política del país se pone más compleja y la izquierda radical coge mayor fuerza, producto del cansancio de varios años de gobierno de derecha, que aunque mejoró la seguridad y la economía, no causó el impacto esperado en la solución de los problemas sociales existentes.

A su vez, el centro, donde esperábamos que deberían converger las tendencias ideológicas en búsqueda de un capitalismo social o un socialismo capitalista, como lo quieran llamar, sus diferencias son mínimas; se dividió en parcelas, comenzando la campaña dándose leña entre sí y dejando a la extrema izquierda como espectadora de estos enfrentamientos.

Nunca las extremas serán convenientes para el futuro de los colombianos, porque con frecuencia terminan en el autoritarismo y pérdida de la democracia, quedando el poder en manos de roscas que usufructan sus posiciones dominantes para beneficios personales.

Dentro de dos meses estaremos en las elecciones primarias para presidencia, que seguramente, como van las encuestas, tendremos un candidato fijo representante de la extrema izquierda, que ha sabido acaparar el apoyo unánime de esta corriente, el cual llegará con un caudal político importante producto del trabajo de muchos años y de la adhesión de aquellos inconformes y desesperados, que le apuestan a este caudillo, simplemente por cambiar de modelo, sin importar las consecuencias futuras. Ese tipo de experiencias las hemos vivido de cerca en Latinoamérica y son bien conocidos los malos resultados obtenidos con estos experimentos.

Por el otro lado, tendremos un candidato de la derecha moderada o de centro, y cualquiera de los dos llegarán en minusvalía, si continúan con la forma en que comenzaron la campaña, ahora sí para la presidencia, sacándose en público los trapitos al sol, cuando lo importante para el país son los proyectos que tienen planeados realizar cada uno, si llegara a la Casa de Nariño.

El llamado a los candidatos es a la cordura, a pensar en lo mejor para la patria y los colombianos, por encima de los intereses personales y de las parcelas que representan; así podrán cautivar una gran cantidad de indecisos y abstencionistas, que no están de acuerdo con cambios radicales y posiciones extremas. Igualmente la invitación a todos los compatriotas a participar activamente y en forma pacífica en estos comicios fundamentales para el futuro del país.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad