miércoles 30 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Los juicios mediáticos regionales

xxx

La palestra pública se ha vuelto el medio predilecto de muchos para divulgar in-formaciones a medias y sembrar dudas sin un adecuado conocimiento de lo sucedido, las cuales, como bolas de nieve, ruedan y se esparcen sin control, siendo imposible recoger posteriormente el efecto malefico causado cuando lo dicho no es cierto.

Desafortunadamente la cultura de la desconfianza ha calado tanto en nuestras mentes, producto de la corrupción, que ya para algunos, cualquier decisión toma-da o acto ejecutado por directivos del sector público, se presume deshonesta, has-ta que no se demuestre lo contrario.

Hemos visto en los últimos dias en los medios una serie de cuestionamientos por el nombramiento de un foraneo como nuevo gerente del Acueducto Metropolitano, después de un proceso de selección realizado por una firma de prestigio nacional, y cuya crítica principal y conocida hasta ahora, es no haber nacido en nuestra tierra, lo cual no es delito.

Se nos olvida que no somos parroquia, que vivimos en un mundo globalizado e inclusivo, sin distingos de razas, credos, ideologías, nacionalidades y menos, discriminaciones entre nosotros, los connacionales.

El regionalismo debe hacer parte de la historia que no es conveniente repetir y solo recordar como una mala experiencia. Para una muestra, su aplicación a mediados del siglo XIX contra la colonia alemana y el posterior encerramiento de la incipiente y artesanal industria local, dedicandonos solo al mercado interno, fue en buena parte responsable del estancamiento económico en la provincia, cuando éramos la segunda economía del país, y no teniamos petroleo.

Indudablemente contamos con un excelente talento humano nativo, capaz de competir en cualquier lugar del mundo y tenemos muchas evidencias para mos-trar. Así como los nuestros triunfan en otros lugares, permitamos que los buenos foraneos vengan a nuestro medio a aportar al desarrollo y busquemos otras causas diferentes y comprobadas, si es que las hay, para descartar a un candidato, local o foraneo, para ocupar tan importante cargo como es la gerencia del AMB.

Si hubiere algo más, el Estado cuenta con organos de control encargados de vigilar el funcionamiento de los entes que prestan servicios públicos y corresponde a ellos hacer la correspondiente investigación; pero no deben ser los juicios mediaticos y a priori, los que se anticipen a emitir conceptos condenatorios que van en contra de la honra de las personas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad