miércoles 03 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Mejores vías para el turismo terrestre

xxx
Escuchar este artículo

Desde hace 20 años, Santander estableció el turismo como uno de los principales ejes para el desarrollo económico, el cual venía creciendo en la provincia guanentina, gracias a la iniciativa privada y el apoyo municipal, con la práctica del canotaje y la espeleología, aunque con dificultades de organización e infraestructura complementaria.

Fue entonces cuando el gobierno departamental estableció un plan de desarrollo turístico orientado a impulsar la industria sin chimeneas, aprovechando los atractivos inexplotados e impulsando la construcción de otros más, al igual que promoviendo el territorio como destino turístico nacional e internacional.

Producto de ese esfuerzo inicial se hizo conocer Barichara como el pueblo más lindo de Colombia y se construyó el Parque Nacional del Chicamocha; también se mejoró la infraestructura hotelera, se formó talento humano y se organizaron las actividades existentes, generándose un crecimiento importante de turistas nacionales y extranjeros, que se desplazan por vía terrestre.

Aunque dentro de los planes de desarrollo del departamento durante las pasadas dos décadas ha existido siempre el turismo como renglón importante para el crecimiento, se ha quedado a la zaga uno de los elementos fundamentales para ser competitivos en este mercado y es la infraestructura en vías, no solo en cuanto a ejes principales, sino también en cuanto a las vías secundarias. Fuera de Barichara, tenemos una serie de pueblitos lindos en todo el departamento, que por las condiciones de las vías no son tenidos en cuenta a la hora de tomar decisiones para viajes de esparcimiento.

Si nos comparamos con otros departamentos, nuestros ejes viales se mantienen en el siglo pasado, exceptuando los avances de la Ruta del Cacao. Además, las vías secundarias están muy atrasadas, comparadas de las que poseen otros departamentos con menor desarrollo económico. La gran mayoría de las nuestras parecen vías terciarias, permanecen en buena parte sin pavimentar y en épocas de invierno se vuelven intransitables.

Desde hace un buen tiempo se habla de establecer una ruta turística que integre a Zapatoca con los desarrollos alcanzados en San Gil y Barichara, pasando por Galán, lo cual haría más atractiva la venida de turistas a Santander y generaría un mayor desarrollo a una serie de poblaciones pequeñas e interesantes, establecidas por la zona. La ciudad levítica es muy nombrada en el ámbito nacional por su historia, belleza y clima, pero las dificultades de comunicación la ubican prácticamente y con dificultad solo al alcance de quienes vivimos cerca de ella.

Sin mejores vías no podemos esperar mayor desarrollo turístico regional.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad