miércoles 22 de enero de 2020 - 12:00 AM

Querer es poder

Tenemos que avanzar en ir a la acción, convertir los pensamientos y los sueños en hechos y realidades que permitan el progreso individual y social.
Escuchar este artículo

Quien persevera alcanza”, dice un viejo adagio popular al referirse a los logros de muchas personas que a pesar de las circunstancias difíciles de la vida, salieron adelante y lograron metas soñadas, mientras muchos otros, aún en mejores condiciones, no los pudieron alcanzar en el transcurso de su existencia.

Podríamos mencionar un gran número de casos reales a nuestro alrededor, pero no es la idea. Nos preguntamos en-tonces cuál es la razón para que esto suceda y cómo poder hacer algo para tener más personas exitosas y triunfadoras en la vida. La clave del éxito está en la actitud, solo aquellas personas con mentalidad positiva, que piensan, sueñan y se proponen volver realidad esos sueños, podrán salir adelante.

“Educación es aquello que nos queda cuando se nos olvida lo que nos enseñaron”, reza igualmente una expresión de un ilustre pensador. Tradicionalmente hemos insistido en la adquisición de conocimientos como pilar fundamental de la educación, y aunque estos no son despreciables e indudablemente son importantes, lo fundamental está en ejercitar nuestra mente y pensar qué podemos hacer con esos conocimientos, o qué otros necesitamos para obtener los resultados deseados.

En los últimos años, ha tomado fuerza como indicador del nivel de educación el razonamiento abstracto, la comprensión de lectura y el pensamiento crítico, indudablemente todos ellos trascendentales porque nos obligan a pensar, pero no basta con entender, analizar, expresar lo que creemos, y quedarnos allí. Tenemos que avanzar en ir a la acción, convertir los pensamientos y los sueños en hechos y realidades que permitan el progreso individual y social.

Mi mensaje está encaminado a tomar estas ideas, introducir sus principios y sus prácticas como un hábito de nuestras gentes, especialmente en los jóvenes, e integrar todo ello con un desarrollo mental dinámico, positivo, soñador, atrevido y racional.

Aunque por Constitución Política se ha dejado al azar el desarrollo de la personalidad, no podemos quedarnos expec-tantes mirando el acontecer y esperando el futuro, cuando nuestras circunstancias son adversas y queremos un mundo mejor. Tenemos un talento humano con unas excelentes potencialidades a desarrollar, necesitamos crear mejores acti-tudes hacia la vida y el progreso, así podremos lograr que muchas más personas salgan adelante.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad