sábado 22 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Desaceleración en el crecimiento económico mundial

Compartir

Los Ministros de Hacienda y Finanzas del mundo se reunieron en Washington en el marco de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para discutir los principales desafíos de la economía global. El FMI señaló que el próximo año el mundo vivirá los más altos niveles de inflación en décadas y pronosticó que el crecimiento global se reducirá de 6,1% de 2021 a 3,2% en 2022, y redujo la proyección de crecimiento mundial a 2.7 para 2023. Una desaceleración de la economía mundial con altos índices de inflación incrementará el malestar general de muchas sociedades con la institucionalidad, profundizará las desigualdades, la polarización política y la elección de gobiernos populistas.

Las causas para la desaceleración de la economía son la guerra en Ucrania y su impacto en el acceso y costo de la energía y el moderado crecimiento de las grandes economías, especialmente de China, cuyo crecimiento está proyectado en 4.4%, muy inferior al 8% en 2021.

En Latinoamérica, se espera una inflación alta con una proyección de 14.6% en 2022 y de 9.5% en 2023. Además, la proyección de crecimiento de la región es de 3.5% en 2022 y 1.7% en 2023, por debajo del crecimiento de 6.9% en 2021 y de la proyección del crecimiento de las economías en desarrollo. El mayor crecimiento proyectado en 2023 es Perú con 2.6%, seguido de Colombia con 2.2%; Brasil y México crecerán 1 y 1.2% respectivamente, y Chile decrecerá 1.1%. Es decir, la región sufrirá un estancamiento de la economía.

Sin crecimiento económico los gobiernos de Latinoamérica no podrán financiar los programas sociales tan necesarios para disminuir la desigualdad, las brechas sociales existentes y generará más tensión social en los reclamos de los sectores más vulnerables de la sociedad y de las periferias. Esta tensión aumentará aún más la alta polarización que se vive dentro de cada sociedad, no sólo en la región sino en todo el planeta. Todo lo anterior, son condiciones ideales para que discursos populistas de derecha y de izquierda tengan cada vez más acogida en sociedades cansadas de la corrupción, la falta de oportunidades y de un sentimiento anti-establecimiento más fuerte.

JORGE GUZMáN

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad